25 de enero 2022 | 6:35 pm

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) está a la espera de la notificación formal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para poder cobrar a Grupo Elektra, del empresario Ricardo Salinas Pliego, un total de 2,636 millones de pesos.

Raquel Buenrostro, jefa del SAT explicó que, si bien la Segunda Sala de la SCJN desechó el amparo con el que el empresario buscaba evitar el pago de impuestos, aún no le llega una notificación formal para proceder con el cobro de esta deuda que se tiene desde 2006.

No podemos hacer nada hasta que no me notifiquen formalmente y una vez que se haga, se notifica la resolución a la otra parte, en este caso a Grupo Elektra, y después ya podemos cobrar

dijo en conferencia de prensa.

También puedes leer: SAT evidenciará a funcionarios acusados de corrupción 

Cuando el SAT notifique a Grupo Elektra tendrán cinco días para que se logre un acuerdo sobre cómo y cuánto se pagará, pues se pueden utilizar diferentes criterios de cobranza, explicó Buenrostro. 

“Normalmente el contribuyente ofrece una garantía del crédito y podemos hacerla efectiva o proceder con algún tipo de incautación o embargo de sus bienes”.

Sin embargo, la jefa del SAT no ve necesario llegar al extremo de embargar al empresario mexicano, quien se ha mostrado renuente y confiado a que evadirá a la autoridad fiscal del país. 

La jefa del SAT desconoce cuándo podría llegar la resolución de la Corte, ya que existe un atraso en las resoluciones por las complicaciones que generó la pandemia del COVID-19.

Salinas Pliego acusa a la corte 

Grupo Salinas acusó a la Corte de negarles la justicia e impedir su derecho a una legítima defensa, ya que la Segunda Sala resolvió no analizar sus argumentos.

“La mayoría de los ministros de la Segunda Sala de la SCJN se negaron a analizar el fondo de nuestro amparo, violando así abiertamente nuestro derecho humano de acceso a la justicia y debida defensa, consignados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en la Declaración Universal de Derechos Humanos”, indica la empresa en un comunicado.

La empresa a cargo de Salinas Pliego aseguró que acudirán a instancias internacionales para defender su “legítimo derecho” al considerar que hubo una violación flagrante de sus derechos humanos.

El corporativo aseguró que usarán todos los instrumentos legales nacionales e internacionales al señalar que dichos recursos “son parte de la democracia” y que hacer uso de ellos es una manera de defender “nuestras empresas y negocios”.