fbpx

15 de julio 2019 | 7:00 am

Petróleos Mexicanos tiene programado gastar este año 72% menos dinero a mitigar las afectaciones al medio ambiente en las zonas donde opera que lo que destinó el año anterior, pese a que arrastra grandes deudas en este rubro y a que está obligado por ley a resolver los problemas ambientales que genera.

“Pemex por lo general ha ‘pateado el bote’ de sus costos de mitigación ambiental, pues está sujeta a su presupuesto de operación”, señala Paul Sánchez, director de Ombudsman Energía México.

Esto implica que, aunque el presupuesto aprobado para la mitigación contemple algunos de los pasivos históricos que la petrolera estima en la materia, por lo general el dinero real con el que se contará para atender los problemas medioambientales será menor, explica.

Sin embargo, también el gasto aprobado y ejercido en la materia ha bajado de manera significativa en los últimos años.

Desde 2016, cuando la empresa productiva del Estado destinó 11,459 millones de pesos (mdp) para mitigación ambiental en medio de una crisis internacional por la caída de los precios del petróleo, el rubro ha ido a la baja. Para 2019, se destinarán solo 886 mdp.

Este año, el gasto de inversión pública en el entorno ecológico que proyecta Petróleos Mexicanos comprende únicamente cuatro proyectos, descritos como “construcción de obras para el abastecimiento de agua, petróleo, gas, electricidad y telecomunicaciones” en instalaciones que tiene la empresa en Campeche, Chiapas, Tabasco y Veracruz, que en conjunto utilizarán 884.73 millones de pesos, es decir 99% de lo presupuestado.

El resto será utilizado para cubrir gastos operativos, de acuerdo con cifras de Transparencia Presupuestaria.

Al cierre de esta edición, Petróleos Mexicanos no respondió la solicitud de comentarios de EL CEO para conocer los específicos de estos proyectos, ni las acciones en materia de cuidado ambiental que tomará en las áreas que ya han sido afectadas por su actividad.

La reducción del gasto en el entorno ecológico de Pemex se da en medio de la política de austeridad implementada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que pretende incrementar 41% la producción petrolera hacia finales de su sexenio, a 2.6 millones de barriles de petróleo crudo al día.

Subsidiarias incumplidas

Al menos dos de las empresas subsidiarias de Petróleos Mexicanos han fallado en el tema de remediación ambiental en sitios contaminados: Pemex Exploración y Producción (PEP) y Pemex Transformación Industrial (PTRI), de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En el caso de PEP, no ha remediado el entorno ecológico en 708 sitios, que suman 545 hectáreas afectadas entre 1903 y 2018, pese a tener gastos para su remediación de 1.67 millones de pesos en 2018. Entre estas, se ubican al menos siete presas, detalla el primer Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2018 publicado en junio.

En total, el inventario de sitios contaminados de esta subsidiaria llegó a 645.6 hectáreas, lo que la sitúa lejos de cumplir la meta de 279.6 hectáreas contaminadas en 2022, establecida en la Estrategia Ambiental 2016-2022 de Pemex y sus EPS.

En el caso de PTRI, el daño ambiental sin atender es de 285 hectáreas, cuyo daño ocurrió entre 1994 y 2001, pese a tener un presupuesto de 3.15 millones de pesos.

Adicionalmente, a diciembre de 2018, PTRI no reconoció ni determinó el costo estimado requerido para la remediación del sitio contaminado en la refinería Salina Cruz, originado por los siniestros de inundación e incendio de junio de 2017 y del sismo de septiembre de 2017”, indica la ASF.

Las omisiones en materia de mitigación ambiental halladas por el organismo violan al menos tres leyes: la General para la Prevención y Gestión Integral, la Federal de Responsabilidad Ambiental y la General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, además de contravenir el derecho humano a un ambiente sano, considera Cuauhtémoc Osorno, investigador de Desarrollo Económico y Social de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas.

Tamaulipas, Veracruz, Campeche y Tabasco, son las zonas donde Pemex tiene un mayor impacto ambiental. Sin embargo, pocas veces ha sido sancionado debido a que los municipios prefieren no exigir que se cumpla la normativa ambiental, dice Osorno.

“A los municipios no les conviene políticamente hablando demandar a Pemex, aunque pueden hacerlo, debido a que reciben jugosas cantidades de los ramos 33 y 28, utilizados para realizar obras públicas, que muchas veces son hechas por allegados al gobierno local en turno” o por la generación de empleo de la empresa productiva del Estado, señala Osorno, cuya organización lanzará en los próximos meses un estudio sobre el tema.

El experto señala que, en los casos en los que Petróleos Mexicanos o alguna de sus subsidiarias han sido demandados por daño ecológico, la empresa ha recurrido a amparos para no atender su responsabilidad.

Pemex Logística, otro ‘reprobado’ en remediación ambiental

Una tercera subsidiaria de la empresa productiva del Estado, Pemex Logística (PLog) también está en la mira de la ASF por no atender los daños ambientales que genera.

La Cuenta Pública 2017 determinó que PLog ha causado “efectos adversos a la salud humana, a la flora, fauna y medio ambiente, pues no remedió el daño ecológico en 4,509 sitios contaminados, pese a tener recursos por 7,482.3 mdp para hacerlo.

La firma tampoco determinó el estimado de gastos para solucionar los problemas ambientales derivados de su operación en 231 sitios contaminados, por lo que incumplió con la meta de remediación ecológica de 43 hectáreas anuales previstas en la Estrategia Ambiental 2016-2020 de Pemex ni acreditó 114 de sus instalaciones como generadoras de residuos peligrosos, de acuerdo con documentos consultados por EL CEO.