23 de octubre 2020 | 5:00 am

Antonio Leonardo Castañón, dueño de Farmacias del Ahorro, podría enfrentar un proceso penal en la Ciudad de México por la tala ilegal de 1,804 árboles para expandir las sucursales de la cadena en la capital.

El director jurídico de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), Gerardo Carrasco, explicó a EL CEO que por ahora el proceso está en pausa debido a que un juez de la Ciudad de México regresó la carpeta de investigación al Ministerio Público para que este pudiera fortalecerla.

La tala ilegal de los árboles en las distintas sucursales, según Carrasco, lo hacía a través de la empresa Promolocales, que tiene los mismos miembros del Consejo de Administración que Farmacias del Ahorro.

“El problema es que el juez reprochó al Ministerio Público no haber terminado su investigación, ya que se fue a pedir una audiencia muy rápido y únicamente contra la empresa Farmacias del Ahorro”.

De acuerdo con el abogado litigante, este escenario le da la oportunidad de irse en contra de Farmacias del Ahorro, Promolocales y el dueño, Leonardo Castañón.

“Me consta que se cometieron los delitos, hay evidencia, pero la investigación no es está completa”, dijo el juez al Ministerio Público encargado de llevar el caso, según el testimonio de Carrasco, quien estuvo presente en la audiencia que se realizó el pasado 20 de octubre.

Aunque el juez no dio fecha límite para presentar la investigación completa, el abogado de MCCI explica que el Ministerio Público tiene hasta tres años antes de que prescriban los delitos.

“Esperamos que no se tarde ni seis meses”.

Farmacias del Ahorro: el proceso

El 24 de septiembre sucedería originalmente la audiencia, pero representantes legales de Farmacias del Ahorro solicitaron al juez posponer la audiencia hasta el 20 octubre, debido a que un miembro de la defensa presuntamente dio positivo a COVID-19.

El proceso jurídico es resultado de una denuncia ciudadana realizada en abril de 2019 por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), Tojil y Los Supercívicos, quienes acusan a la cadena de farmacias de haber talado al menos 1,804 árboles en 407 sucursales en todo el país para su ampliación o construcción de nuevas unidades.

Mediante el monitoreo de ciudadanos que documentó el fundador de la organización Supercívicos, Arturo Hernández, notó que la tala obedecía a planes de expansión de las mismas sucursales, donde pretendían aumentar el número de cajones de estacionamiento o destapar letreros cuya exposición fuera bloqueada por árboles.

De acuerdo con la investigación, la práctica de tala ilegal sucedió en 26 entidades. Sin embargo, por cuestiones administrativas, solo se enfocaron en Ciudad de México.

Fue así que corroboraron con autoridades locales el otorgamiento de permiso a la cadena farmacéutica que pudieran haber permitido la tala, no obstante, encontraron que solo un permiso fue emitido para una sucursal. Por esa razón se pudo interponer la causa como delito.

 Es brutal la evidencia de lo que estaban haciendo

Arturo Herández

Hernández explicó a EL CEO el origen del caso.

“Vecinos hicieron un reporte desde la app de Supercívicos. Me pongo a buscar y desde hace dos años encuentro una evidencia contundente, sin tener que viajar por Google Maps”.

Detalló que en el juicio de Ciudad de México se imputó el delito sólo por la tala de árboles, pero que en realidad y hasta los reportes realizados el 19 de octubre, el recuento de árboles talados ilegalmente sube a 1,900 en todo el país.

Hernández cataloga la acción de Promolocales como una “voracidad inmobiliaria”. La empresa se dedica a la construcción de pequeños centros comerciales, y en el proceso han documentado la desaparición de paradas de transporte público o guarniciones de banquetas.

Delitos ambientales que se castigan en CDMX

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México, los delitos ambientales que pueden perseguirse en la capital son:

  • Invasión u ocupación. Articulo 343, con una pena de tres a nueve años de prisión y de 1,000 a 5,000 días multa
  • Cambio de uso de suelo. Articulo 343 bis, de tres a nueve años de prisión y de 1,000 a 5,000 días de multa
  • Descarga o depósito de residuos de la construcción. Articulo 344, de uno a cinco años de prisión y de 300 a 1,500 días de multa
  • Extracción de suelo o cubierta vegetal por volumen. Articulo 344 bis, de seis meses a cinco años de prisión y de 500 a 2,000 días de multa. En esta caso no se contemplan atenuantes.
  • Incendios (en los cinco elementos comunes) Articulo 345, de dos a cinco años de prisión 1,000 a 5,000 días multa
  • Tala, derribo o muerte de uno o más árboles. Articulo 345, de tres meses a cinco años de prisión 500 a 2,000 días de multa