fbpx
rondas petroleras

4 de diciembre 2019 | 1:50 pm

La Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi) confío en que sus socios puedan aumentar su producción petrolífera en 460% en los próximos cinco años.

Además, el organismo pidió al gobierno federal que considere otros indicadores, además del volumen de producción, a la hora de evaluar el desempeño de los privados en el sector energético.

En conferencia de prensa conjunta con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Amexhi resaltó que la inversión aprobada a través de los contratos de las tres rondas petroleras se encuentra cercana a los 37,000 millones de dólares, y que las actividades realizadas hasta el momento han permitido aumentar las reservas 2P en 440%, contra lo esperado durante las adjudicaciones de 2015.

Sólo 29 de los 111 contratos firmados entre el gobierno y empresas privadas son de producción, y el cumplimiento de los compromisos contractuales se ha dado conforme a los plazos establecidos, destacó el presidente de la asociación, Alberto de la Fuente.

Resaltó también que, de acuerdo con la Comisión Nacional de Hidrocarburos, las inversiones ejecutadas alcanzan los 11,298 millones de dólares, con la ventaja agregada de que son los privados quienes llevan el riesgo durante el proceso de exploración.

La producción actual de petróleo de las empresas privadas en México es de 50,000 barriles diarios, pero la asociación confía en que para 2024 la cifra sea de 280,000 barriles diarios, lo que representa alrededor del 17% de la producción actual de Pemex.

Sin embargo, esta alza no será sencilla de conseguir: aunque De la Fuente no se quiso comprometer a una cifra de producción para 2020, calculó que será de alrededor de 75,000 barriles diarios.

Para conseguir ese aumento del 50% respecto a la producción actual hará falta trabajar de la mano con el gobierno para “destrabar cualquier tema que se presente a nivel estatal o federal”, advirtió el directivo.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, opinó que la velocidad del futuro aumento en el volumen de producción no debería ser la única forma de medir el éxito de los contratos.

Instó a las autoridades a establecer mecanismos transparentes para que se pueda medir el éxito de los proyectos de acuerdo con la percepción oficial.

Los resultados se tienen que ver en el tiempo y yo creo que se están dando. [Hay que preguntar a Sener] cuáles son los elementos de juicio para saber si ya estamos cumpliendo con los compromisos de las rondas y los contratos. ¿Son 75,000 barriles o 100,000? ¿Es cuando lleguemos a 15,000 millones de inversión? Pongamos los hitos para que la opinión pública entendamos los objetivos que debemos perseguir,

expresó Salazar Lomelín.