fbpx

12 de enero 2020 | 5:00 am

Aunque los clientes de AT&T en México siguen siendo los de mayor atractivo para migrarlos sin consentimiento a otra compañía de telefonía móvil, en el tercer trimestre de 2019 el número de quejas por esta práctica irregular se redujo 32.6%.

El Informe Estadístico ‘Soy Usuario’ del periodo comprendido entre julio y septiembre del año pasado detalla que, pese a que el operador de telefonía móvil de origen estadounidense es la víctima número uno de portabilidad no consentida, registró menos quejas.

El informe, desarrollado de manera conjunta entre la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) revela que la tendencia de quejas por portabilidad no consentida va a la baja.

Esto, al comparar el último reporte del tercer trimestre del año pasado con el primer registro de esta práctica irregular realizada en el cuarto trimestre de 2018.

La portabilidad no consentida es una práctica que no solo afecta a AT&T, sino también a Telcel y a Telefónica Movistar, aunque en menor medida.

Los datos del segundo trimestre sobre esta práctica prendieron las alertas tanto de la Profeco como del IFT, quienes de la mano de la industria plantearon propuestas para erradicar esta práctica, principalmente AT&T, al ser el operador más afectado.

Los primeros días de noviembre del año pasado entraron en vigor las nuevas reglas de portabilidad con el objetivo de erradicar los fraudes cometidos con el Número de Identificación Personal (NIP) de los usuarios móviles a través de terceros.

Durante el tercer trimestre se detectaron 377 casos ingresados por “portabilidad no consentida”, mismos que fueron asignados al proveedor responsable de la reversión, es decir, se canalizaron a la empresa en que el usuario deseaba permanecer.

En el último informe, AT&T solo registró 280 quejas por esta práctica, muy por debajo de las casi 500 que reportó durante los trimestres anteriores.

Comparte