7 de mayo 2020 | 2:10 pm

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) confirmó que el posible yacimiento compartido del campo Zama tiene conectividad hidráulica entre los contratos de Talos Energy y Pemex, por lo que ambas compañías tendrán 120 días -a partir de la instrucción de la Secretaría de Energía (Sener)- para ponerse llegar a un acuerdo sobre la operación del yacimiento.

La opinión solicitada por la Sener reveló las condiciones del campo, cuyo control ha sido peleado por Pemex y Talos en los últimos meses. La resolución del dictamen técnico fue expedida por unanimidad.

La comisionada Alma América Porres Luna consideró que la conectividad queda demostrada solamente en la zona norte del yacimiento de Zama, y que la zona sur podría requerir más pruebas de parte de Petróleos Mexicanos debido a la extensión del campo.

“Se está dando un punto en vez de una zona geográfica, por lo que no se puede decir que se haya dado una localización. Aquí lo que es urgente es la perforación de Zaap, del lado de Pemex”, detalló el comisionado Héctor Moreira.

Julio César Trejo Martínez, director general de Dictámenes de Extracción, explicó que con las pruebas actuales pueden estimar la extensión lateral y la profundidad, por lo que sí se habrían atendido los dos numerales que pide la solicitud de opinión de la secretaría que dirige Rocio Nahle.

El comisionado Sergio Pimentel destacó que el proceso de unificación, aunque es el primero en México, es común en la industria, por lo que debería ser prioridad que ambos operadores y el propio país ganen mediante una operación más exitosa del yacimiento.

Finalmente, Moreira señaló que, debido a lo prometedor que resulta el campo, está en el mejor interés de la nación que Pemex haga una evaluación más profunda de su parte del yacimiento de Zama.

En caso de que los operadores no consigan llegar a un acuerdo, Sener podría tomar la decisión final sobre la operación del pozo.

Advertisement