20 de enero 2022 | 1:40 pm

Petróleos Mexicanos (Pemex) formalizó esta tarde la compra de la refinería Deer Park en Texas, la cual representará un costo para el gobierno de alrededor de 1,600 millones de dólares.

No dejes de leer: Deer Park, una compra ‘con olor a quiebra’ para el gobierno

La Cónsul de México en Houston, Alicia Kerber, publicó en su cuenta de Twitter una foto en la que aparece el director general de Pemex, Octavio Romero, mostrando la firma de lo que parece el contrato de la venta.

Durante este evento, Romero Oropeza aseguró que esta adquisición abonará a que México pueda lograr la ‘soberanía energética’ a la que tanto apuesta el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La adquisición de Deer Park por parte de Pemex permitirá la autosuficiencia energética para México

Deer Park, una compra complicada

En mayo pasado, Shell acordó vender su participación mayoritaria de la refinería Deer Park, por 596 millones de dólares. Sin embargo, Pemex  liquidará primero a los inversionistas que compraron bonos de Deer Park, lo que implicará un desembolso de alrededor de 1,600 millones de dólares.

La venta del 50% de la refinería de Deer Park perteneciente a la petrolera holandesa Shell tuvo ciertas complicaciones ante las críticas de funcionarios estdounidenses como de especialistas del sector energético en México.

En julio pasado, Brian Babin, legislador republicano del estado de Texas por el distrito 36, pidió detener la venta de Deer Park a Pemex en una carta dirigida a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, y a la secretaria de Energía, Jennifer M. Granholm.

El congresista sostuvo que Pemex no tiene talento técnico, gerencial ni ejecutivo para operar Deer Park de forma segura y que ninguna de las refinerías de Pemex en México puede compararse con las instalaciones de vanguardia de la refinería de Texas.

“Es dudoso que Pemex pueda invocar su experiencia operativa, de cumplimiento y profesionales de mantenimiento necesarios para operar de forma segura una refinería integrada en los Estados Unidos”, destacó el congresista en la carta.

Para Miriam Grunstein, socia senior de Brilliant Energy Consulting, existe una ceguera total por parte del gobierno de AMLO sobre el rumbo que está tomando el mundo en materia energética, ya que la mayoría está apostando al desarrollo de energías limpias y no a las fósiles.

¿Por qué comprar una refinería cuando el mundo ya está tomando otro sendero? Hay una ceguera total, esceptisismo y negación de que las cosas realmente están cambiando a una velocidad mayor (…) La compra implica mucha presión para el gobierno de AMLO al que le quedan tres años. Va a ser una carga que huele a quiebra

planteó la abogada especializada en energía.

 

Con información de Jessika Becerra.