nokia red celular luna

22 de junio 2020 | 12:00 pm

Nokia Oyj planea recortar 1,233 puestos de trabajo en su sociedad francesa Alcatel-Lucent International, que equivale a un tercio de la fuerza de trabajo local.

Nokia, que compite con Ericsson y Huawei por las lucrativas redes 5G, dijo este lunes en un comunicado que la reducción de personal era necesaria debido a presiones “muy importantes” sobre los costos en el mercado.

Es probable que el anuncio tenga repercusiones políticas en Francia, ya que Nokia compró la empresa matriz de Alcatel-Lucent International hace cinco años con la condición de que mantuviera los puestos de trabajo y ampliara sus equipos de investigación y desarrollo en el país.

Nokia se liberó totalmente de tales compromisos este mes, dijo una portavoz.

El recorte de puestos de trabajo afectará particularmente a las funciones de I+D, dijo la compañía.

Nokia seguirá siendo un importante generador de empleo en Francia con una fuerte presencia en I+D, ventas y servicios, lo que nos permitirá desarrollar y ejecutar los proyectos de nuestros clientes de manera eficiente”, dijo Thierry Boisnon, presidente de Nokia en Francia.

Actualmente, la firma de telefonía emplea a 5,138 personas en Francia, de las cuales 3,640 trabajan para Alcatel-Lucent International.

La entidad formaba parte del grupo Alcatel-Lucent antes de su adquisición por Nokia en 2015 en una operación mediante intercambio de acciones que valoró el negocio francés en 15,600 millones de euros (17,500 millones de dólares).

La fusión fue examinada minuciosamente por el gobierno de Francia, cuando Emmanuel Macron era ministro de Economía.

“No es más que una estrategia para bajar los costos que se está llevando a cabo en contra de todos los compromisos asumidos por Nokia en Francia. Nokia se está riendo de todo el mundo, en primer lugar del gobierno francés”, dijo el sindicato CFE-CGC de Nokia en su sitio web.

En el momento del acuerdo, la compañía de Finlandia se comprometió a preservar los puestos de trabajo en Francia durante dos años y a ampliar los equipos de investigación y desarrollo en el país para convertirlo en un recurso clave dentro del grupo para la próxima generación de tecnología de internet móvil o 5G.

En febrero pasado, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Blair, sugirió que el gobierno debía considerar la compra de participaciones en las compañías telefónicas para contrarrestar el dominio de la china Huawei en la tecnología 5G.

La administración de Donald Trump ve con preocupación el dominio de Huawei en el desarrollo de la tecnología 5G y considera que las únicas dos empresas capaces de competir con el gigante chino son Nokia y Ericsson.