fbpx

30 de noviembre 2019 | 5:00 am

Claro Video es el último aliado que Netflix ha sumado a su lista en México, un pacto en donde el líder de contenido ‘a la carta’ integra la suscripción de su servicio a los nuevos paquetes de Telmex, un ‘ganar ganar’ para ambas partes… aunque no de la misma manera.

A partir del pasado 22 de noviembre, los clientes de Infinitum pueden tener el servicio de Netflix y, además, acceder a Claro Video y otros servicios empaquetados. 

Así lo anunció Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas y Contenidos de América Móvil a través de su cuenta de Twitter:

Mientras para Netflix el negocio del acuerdo está en tener una publicidad diferente a la habitual, para Claro Video es una oportunidad de fortalecer su base de suscriptores a través de planes más atractivos, en opinión de Jorge Bravo, director general de Digital, Policy & Law.

La ventaja que tiene Netflix es que su plataforma se agrega a otra señal más y Claro Video funge como facturador, mientras que para Telmex es más negocio, pues puede captar nuevos clientes

En opinión del analista, el peso de la alianza recae en la empresa controlada por Carlos Slim, pues no solo impulsa su propia plataforma, que es Claro Video, sino además, la oferta de servicios aunada al atractivo de Netflix le generarían un nuevo negocio.

De acuerdo con la consultora Statista, México lidera este año el ranking del porcentaje de usuarios que se suscriben a una plataforma de contenido en línea respecto a otros países de América Latina, un mercado en donde Netflix apuesta fuerte en producciones.

Sin embargo, no todos los usuarios en el país pagan por su suscripción, pues muchos de ellos comparten cuenta para dividirse el costo de la mensualidad.

Esta nueva alianza comercial de Netflix se suma a las que ya tienen en México con empresas como Telefónica a través de Movistar Play, con Totalplay, y de nueva cuenta con Televisa, luego de algunos años de ‘haber roto’.

Nuevos retos en 2020

Pero esta no es la ‘fotografía completa’ del contexto actual de las plataformas de streaming, sobre todo las extranjeras, como Netflix. A partir de 2020, la Secretaría de Hacienda, a través del Sistema de Administración Tributaria (SAT), cobrará IVA a las plataformas digitales.

Sin embargo, este impuesto recaerá en los usuarios, por lo que no se espera que haya un impacto en sus ingresos. De hecho, las proyecciones van al alza:

En un análisis de The Competitive Inteligence Unit (CIU), la modificación tributaria se inserta en línea con otras experiencias en la región, lo que no implica la creación de impuestos especiales o nuevos gravámenes.

Simplemente consiste en la homologación de cargas tributarias entre jugadores locales e internacionales, tradicionales y digitales

En ese sentido, la consultora señaló que este IVA no resulta novedoso, pues simplemente es una actualización fiscal acorde a la forma de operación comercial de la actualidad y, más aún, del futuro.