dependencia del gas

11 de octubre 2021 | 5:00 am

México podría producir su propio gas en lugar de importarlo de Estados Unidos, ya que esta actividad comercial ya no tiene la conveniencia que presentó hace 50 años. Sin embargo, para dejar de importar, se requiere de mayores recursos y de una estrategia que garantice la producción de este energético.

En la década de los 70 para México era más fácil y barato importar el gas que producirlo, con lo que paulatinamente perdió la capacidad para generarlo. No obstante, puede recuperarla y lograr autosuficiencia, indicaron académicos.

Sí podríamos producir nuestro gas, pero se tendría que procesar para poderlo utilizar en forma de gas LP, propano, butano o de gas natural

comentó Artemisa Montes, analista de política internacional y académica de la Universidad la Salle.

México importa entre 70 y 80% del gas y de este total, el 90% viene de Texas, con lo cual el país importa también los precios altos de este energético.

Te puede interesar: Fijación de precios en gas LP se sigue desvaneciendo 

Montes explicó que, en la medida en que fue creciendo la economía mexicana y se fue profundizando la relación comercial con Estados Unidos, el país importó cada vez más gas.

México tiene reservas de gas natural, el reto es el financiamiento 

El país podría aumentar su producción de gas natural si explora y se asegura de dónde puede extraerlo, pero requiere financiamiento, señaló Nicolás Domínguez Vergara, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

“Es casi seguro que con trabajos de exploración podría encontrar reservas porque existen formaciones geológicas en México, que son la continuación de algunas de Estados Unidos donde se está produciendo gas natural”, comentó el especialista en energía.

Destacó que le gobierno debe planear cómo obtener financiamiento para producir más gas natural por cuenta propia, ya que cuando escasea este combustible, México tiene apagones que frenan la actividad industrial.

Lee: Precios al alza empujaron repunte de 109% en ingresos petroleros

México tiene que delinear estrategias para explorar y producir, porque su dependencia de gas natural está creciendo

afirmó. 

Reiteró que el gas natural hace a México muy dependiente de Estados Unidos y que la demanda seguirá aumentando por la electrificación que ya ocurre en el mundo.

“Así que en el futuro podría ser que su precio aumente todavía más sobre todo en los veranos y en los inviernos que es cuando se necesita porque aumenta el uso de calefacción”

mencionó.