fbpx
Energía

12 de septiembre 2019 | 5:00 am

La semana pasada, la empresa mexicana DeAcero anunció que había firmado un contrato con el Centro Nacional de Control de Energía para convertirse en el primer Usuario Calificado Participante en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM). Sin embargo, desde su creación en 2014, el gobierno ha intentado atraer participantes al MEM y esto no ha sucedido.

Los Usuarios Calificados (no Participantes) sí han estado participando, a través de un suministrador calificado. En este caso la gran diferencia es que DeAcero puede comprar la energía directamente a cualquier entidad del mercado, y al no pasar por un intermediario, tienen más beneficios para poder conseguir mejores tarifas

Rafael Carmona, Chief Technology Officer, GreenMomentum

Carmona se dijo sorprendido de que haya sido una empresa acerera la que diera el primer paso paso, pues fue precisamente este sector el que más protestó y cabildeó en contra del establecimiento del Mercado Eléctrico Mayorista en 2014.

Ahora, los bajos precios ofrecidos por energías renovables durante las subastas, además de la posibilidad de encontrar otras fuentes de ingreso, como la compra-venta de Certificados de Energías Limpias, podrían haber cambiado la opinión del mercado.

En 2014, cuando el MEM fue anunciado, el gobierno esperaba atraer a todas las empresas con un consumo eléctrico superior a un Megawatt. Incluso mencionó a sectores objetivo como siderúrgicas, cerveceras y cementeras, sin embargo, la velocidad de adopción ha sido muy lenta en los últimos cinco años.

Un punto clave para la entrada tardía de la industria privada al MEM es el desconocimiento del mercado. DeAcero hace su incursión de la mano de Katya Somohano Silva, ex directora de CFE Calificados, quien tiene amplio conocimiento del sector y de las posibles ventajas del mercado mayorista.

Un poco el miedo y la falta de conocimiento, aunado a la incertidumbre en la postura del gobierno, han generado reservas para empresas del sector que pudieran haber incursionado. No tanto porque se hayan hecho cambios al mercado eléctrico sino, por ejemplo, debido a la cancelación de las subastas

Rafael Carmona, Chief Technology Officer, GreenMomentum

En diciembre de 2016, Hella Automotive México se convirtió en la primer empresa en iniciar el proceso para convertirse en Usuario Calificado Participante. Sin embargo, la compañía no encontró las condiciones deseadas en el mercado, por lo que canceló el proceso en 2017.

A pesar de las incertidumbres mencionadas, la entrada de DeAcero podría ser un parteaguas que muestre al resto de los grandes consumidores que sí existe una forma de aprovechar el MEM a beneficio de los usuarios calificados.

El gobierno también confiaba en una rápida adopción porque planeaba la obligatoriedad de entrada para usuarios mayores a 1 MW, sin embargo se crearon condiciones transitorias que, hasta el momento, han detenido la migración.

CRE (creó transitorios) donde dice que hasta que ellos no emitan condiciones de competencia efectivas no van a obligar a ningún usuario a que emigre. Es decir, mientras no haya suficientes suministradores calificados con suficiente generación disponible nadie está obligado a cambiarse, una vez que existan sí. Hasta el día de hoy no se ha emitido esta declaratoria

Paul Sánchez, Director, Ombudsman Energía México