Lufthansa accionistas

6 de agosto 2020 | 11:55 am

Lufthansa registró una pérdida neta de 3,600 millones de euros en el primer trimestre del año ante los estragos de la pandemia de COVID-19 en la industria aérea y prevé una recuperación de la demanda de pasajeros en 2024.

Tan solo en el segundo trimestre del año, cuando el coronavirus detuvo la actividad turística, la aerolínea alemana perdió 1,500 millones de euros.

El colapso redujo la demanda de pasajeros 96% entre abril y junio, en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que llevó a una disminución del 80% de los ingresos del segundo trimestre, que se situaron en 1,900 millones de euros.

Los indicios de una recuperación en Europa parecen ahora amenazados por nuevos brotes y medidas de restricción, mientras que los vuelos de larga distancia, como los que se realizan a Estados Unidos están paralizados debido al aumento de las infecciones.

No esperamos que la demanda vuelva a los niveles anteriores a la crisis antes del 2024

dijo el CEO de Lufthansa, Carsten Spohr

La visión pesimista de la compañía coincide con una previsión realizada el mes pasado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) de que tardaría un año más de lo previsto para que el tráfico de pasajeros vuelva a los niveles previos a la crisis.

El mes pasado Lufthansa dijo que recortará 20% de sus cargos directivos y 1,000 puestos administrativos como parte de sus esfuerzos para poder devolver un rescate estatal de 9,000 millones de euros y navegar por unas pérdidas cada vez mayores en medio de la pandemia.

Así es como Lufthansa y otras aerolíneas buscan mantenerse en el aire

Hasta ahora Lufthansa ha despedido a 8,000 empleados, principalmente en el extranjero. La aerolínea también venderá más de 100 aviones de su flotilla, integrada por 760 naves.

Lufthansa tiene previsto aumentar la capacidad de los trayectos de corta y media distancia en el cuarto trimestre en hasta el 55% de la capacidad del año anterior y el 50% en las rutas de largo recorrido.

La empresa espera registrar una pérdida operativa en términos ajustados en la segunda mitad de 2020 y una nueva disminución significativa en los ingresos operativos anuales, según su último reporte financiero.

Con información de Reuters y AFP