Luckin Coffee

3 de abril 2020 | 4:57 pm

Luckin Coffee, el rival de Starbucks en China, ‘fabricó’ cientos de millones de dólares de ventas reportadas el año pasado, reveló una auditoría interna de la cadena de cafeterías en la que invirtieron BlackRock y el fondo soberano de inversión de Singapur GIC.

El jueves, Luckin Coffee informó que estableció un comité especial para iniciar una investigación interna sobre actividad fraudulenta, lo que provocó que sus acciones se desplomaran 80% en dos jornadas.

El director de operaciones de la compañía, Jian Liu, fue despedido después de revelarse que estuvo involucrado en una serie de prácticas irregulares como la presunta falsificación de transacciones con un valor de hasta 2,200 millones de yuanes (310 millones de dólares) en facturación.

La cadena de cafeterías, que debutó en Wall Street el año pasado, pidió a los inversionistas desestimar los estados financieros de los primeros nueve meses de 2019 publicados previamente, que parecían mostrar un crecimiento de ventas excepcionalmente veloz, detalló el Financial Times.

En sus proyecciones dadas a conocer durante el lanzamiento de su oferta pública inicial, Luckin Coffee aseguró que se convertiría en la cadena más grande en China a finales de ese año. En enero, la firma superó la cantidad de establecimientos de Starbucks en el gigante asiático.

Tanto BlackRock como Singapur GIC invirtieron en rondas de financiación privada en Luckin, meses antes de que la startup comenzara a cotizar.

A principios de este año, BlackRock vendió la mayor parte de su participación en Luckin, aunque conserva una posición a través de otros fondos activos. 

Asimismo, GIC vendió su participación directa, pero conserva una posición mediante una inversión en Centurium Capital Partners, de acuerdo con fuentes consultadas por el Financial Times.

Louis Dreyfus, uno de los mayores comerciantes mundiales de jugo de naranja y café, y la firma estadounidense Melvin Capital, también invirtieron en Luckin durante 2019 con el objetivo de destronar a Starbucks.

El fundador de Centurium Capital, David Li, se mostró sorprendido al enterarse de la supuesta falsificación, mientras que Dreyfus señaló que aún no ha tomado una decisión sobre su inversión en Luckin, revelaron personas cercanas familiarizadas con el asunto al FT.

A finales de enero, el vendedor en corto Muddy Waters alertó sobre posible comportamiento fraudulento en Luckin Coffee, algo que la compañía negó vehementemente.

Las acciones de la cadena de cafeterías debutaron en el Nasdaq el 13 de mayo de 2019 con un precio inicial de 17 dólares y tocaron su máximo el 13 de enero de 2020, cuando cerraron en 50.32 dólares.

Este viernes, los títulos finalizaron la jornada en 5.38 dólares, 15.94% por debajo de ayer y 80% menos que el precio al que cerraron el miércoles, antes de que se diera a conocer el escándalo.