fbpx
Boeing

9 de abril 2019 | 2:57 pm

Boeing, golpeado por la paralización de su modelo 737 MAX, reportó una caída del 19% en sus entregas de aviones comerciales en el primer trimestre de 2019.

El gigante aeroespacial entregó 149 aeronaves comerciales en total en los primeros tres meses del año, incluyendo 89 aviones 737, una baja respecto a las 184 entregas (132 del modelo 737) del mismo periodo del año anterior.

La caída en las órdenes sugiere que las aerolíneas han adoptado un enfoque cauteloso mientras Boeing busca superar la peor crisis de su historia.

Boeing congeló las entregas de la aeronave después de una suspensión de los vuelos del modelo de fuselaje estrecho tras el accidente de un avión de Ethiopian Airlines el 10 de marzo, el cual provocó la muerte de las 157 personas a bordo.

Aún así, la empresa está por delante de su rival europeo Airbus, que la semana pasada detalló que había ganado 62 pedidos brutos durante los primeros tres meses de 2019, pero unas 120 cancelaciones lo dejaron con un pedido neto negativo.

Las entregas son financieramente importantes para los planificadores porque es cuando las aerolíneas pagan la mayor parte del dinero.

Boeing reducirá la producción mensual de los aviones 737 MAX en 20% a partir de mediados de abril, pero no precisa una fecha final.

El 737 MAX, una nueva variante de la familia 737, es fundamental para el futuro de Boeing en su batalla con Airbus y el posible caballo de batalla para las aerolíneas globales durante décadas.

Boeing comenzó a recibir pedidos para el avión de línea única en 2011 y entregó su primer avión MAX a Malindo Air, una subsidiaria de Lion Air Group, en mayo de 2017.

Había más de 300 aviones de pasajeros MAX en operación en el momento del fatal accidente de Lion Air en octubre pasado y alrededor de 4,600 más en orden.

El fabricante de aviones con sede en Chicago había aumentado las entregas MAX y los aviones representaban casi la mitad de las entregas en los últimos meses.

Con información de Reuters y AFP