Jesús de la Fuente fintech

16 de noviembre 2021 | 5:00 am

La autorización de empresas de tecnología financiera en México avanza a paso lento y debe ser una de las prioridades del nuevo presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jesús de la Fuente Rodríguez, a fin de atraer más inversión en fintech.

Hasta el momento, de las casi 100 empresas que iniciaron su proceso tras la aprobación de la Ley Fintech, 22 han sido autorizadas. La CNBV ha dado opinión favorable a 53 de ellas, pero 31 están sujetas a condición suspensiva, es decir que hay una autorización solo si se llegara a cumplir con ciertos requisitos, según los últimos datos que el regulador dio a conocer.

Los grandes inversionistas han estado esperando estas famosas autorizaciones que se han dado a cuentagotas (…) Seguramente el cambio en la CNBV traerá algunos retrasos en esto y yo hago votos porque no sean demasiado largos porque no le conviene a nadie

dijo en entrevista Marcelo de Fuentes, CEO de Fundary, la primera fintech de financiamiento colectivo autorizada en México.

 

 

De la Fuente es el tercer titular de la CNBV en lo que va del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, luego del paso de Juan Pablo Graf, quien asumió en marzo de 2020 en sustitución de Adalberto Palma.

Fue en el periodo de Graf, a principios de este año, que comenzaron las autorizaciones de las fintech para operar en el país. Empresarios del sector señalan que el trabajo para la CNBV ha sido más duro de lo que se esperaba debido al tiempo que se necesita para supervisar los negocios de todas estas organizaciones.

Si bien México es uno de los países en América Latina que tiene más empresas de tecnología financiera, estas necesitan estar reguladas para atraer a los grandes fondos de inversión, en momentos en los que se espera una mayor actividad de fusiones y adquisiciones para el sector a lo largo de la región.

Según el último reporte de Finnovista, en México había un total de 441 fintech, de las cuales 60% dijeron recibir algún tipo de financiamiento, principalmente proveniente de fondos de venture capital. La mayor parte de los emprendimientos están ubicados en Ciudad de México.

Ojalá al final esto lo vea el gobierno y sea algo que se promueva porque es la respuesta a poder llevar estas oportunidades de servicios financieros a una mayor cantidad de personas

dijo Demetrio Strimpopulos, director de diseño de Hey Banco, división de banco Regional

Más espacio para fintech

Los empresarios tienen una gran oportunidad para seguir desarrollando empresas dedicadas al desarrollo de tecnología; sin embargo, esto se debe al rezago en México sobre el acceso a servicios y productos financieros.

También lee: Complicado lograr autorización de la CNBV: Fundary

En el país, cerca de 60% de la población no está bancarizada y casi 80% está sub bancarizada, lo que refiere a las personas o empresas que sí tienen una cuenta, pero carecen de acceso a productos financieros de calidad.

Empresas como Fundary, de fondeo colectivo, o Hey Banco, que ofrece una variedad de productos y servicios a través de una plataforma, han llegado para dar soluciones a las personas y complementarse con la banca tradicional.

Si algo existe en este país para las fintech, desgraciadamente es espacio. Así las cosas, yo creo que cabemos muchos. Mucha gente ha pensado que el sector fintech viene a competir con el sector bancario, en mi perspectiva eso es absolutamente equivocado, creo que el sector bancario y financiero tradicional tiene un espacio que ahí está y lo necesitamos todos

indicó el CEO de Fundary.

Hey Banco va por licencia

Strimpopulos reveló a EL CEO que Hey Banco, que nació en el laboratorio fintech de Banregio, buscará obtener una licencia bancaria con el fin de ya no ser una división de Regional.

Actualmente, Hey Banco opera como una subsidiaria independiente de Regional, al igual que Banregio, pero espera obtener luz verde tanto de la CNBV, como de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y Banco de México (Banxico), entre 2022 y 2023.

Hemos buscado la separación de Hey Banco porque tiene una vocación de banco distinto. La vocación de Banregio siempre fue ser un banco para empresas pequeñas y medianas y que se atendiera a la personas físicas relacionadas con las pymes, nosotros vamos por un mercado de consumo

dijo el directivo

Enfatizó que esta decisión se debe a que identificaron una oportunidad para desarrollar su propio negocio enfocado en el segmento de clientes en los pisos de las sucursales bancarias que no está siendo bien atendido.

Durante los próximos meses, Hey Banco prepara el lanzamiento de nuevos productos como una opción para invertir en acciones de empresas mexicanas y extranjeras listadas en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC).

Se reestructura mercado; iniciarán alianzas

Entre los últimos movimientos estratégicos, Credijusto se convirtió en la primera fintech en comprar un banco. La firma mexicana adquirió Finterra en una transacción valorada en 50 millones de dólares.

Además, a inicios de este mes, la fintech argentina Ualá llegó a un acuerdo para comprar al banco mexicano ABC Capital, en una apuesta por seguir expandiendo sus operaciones fuera de su país de origen.

Para 2022, se estima que se verán más alianzas con el objetivo de obtener más fondeo para el desarrollo de tecnología. Incluso, Fundary dijo a EL CEO que ya se prepara para este escenario.

Creo que deberíamos hacerlo, como sector en general debería de suceder. En 2022 estaremos pensando cuál sería una movida estratégica interesante

mencionó De Fuentes.