fbpx
Robert Swan

31 de enero 2019 | 1:02 pm

Intel decidió que Robert Swan, quien ocupaba el cargo de CEO interino, se quedara con el puesto de manera permanente, lo que marca la primera vez que el fabricante de chips ha elegido a un líder que no ascendió en las filas de la compañía.

Swan, de 58 años, era el director financiero de la compañía desde 2016, cuando dejó el puesto de CFO de eBay que ocupó por nueve años antes. Inició su carrera en General Electric, empresa en la que trabajó por 15 años.

Su carrera en finanzas corporativas marca un brusco quiebre en la tradición en Intel, que normalmente ha sido liderada por ingenieros que pasaron décadas en la empresa.

Swan tendrá la tarea de encarrilar las operaciones de fabricación de los fabricantes de chips y evitar que los nuevos rivales, que se están tragando el dominio de Intel en computadoras personales y centros de datos, ‘se coman’ todo el mercado.

“Nuestras ambiciones nunca han sido mayores y tenemos una proporción relativamente pequeña del mercado más grande de la historia de Intel”, dijo Swan en una carta a los empleados de Intel. “Debemos permanecer enfocados en jugar ofensiva e innovar para un mundo cada vez más centrado en los datos”.

Debido a la corta permanencia de Swan y su falta de experiencia en la fabricación, muchos analistas habían dicho que era poco probable que fuera nombrado CEO permanente.

Las acciones de Intel cayeron hasta 3% tras el anuncio de su designación, pero a la 1 de la tarde (hora de la Ciudad de México) recortaban sus pérdidas a 1%, al cotizar en 47.06 dólares.

Swan también había dicho públicamente que no estaba interesado en convertirse en el CEO permanente de la compañía. Pero fuentes familiarizadas con el tema dijeron que el ahora director ejecutivo aseguró en privado que aceptaría el papel si se lo ofrecían.

En su rol como CEO interino, Swan mantuvo las ganancias de Intel consistentes con estrictos controles de costos, dijeron analistas, y ayudó a las acciones a recuperarse luego de que los inversionistas se asustaron con la revelación de julio de que la compañía no cumpliría con la fecha límite para sus chips de última generación.

Sin embargo, sigue habiendo dudas sobre la capacidad de Intel para comercializar su próxima generación de chips de 10 nanómetros para fines de este año en computadoras personales y a principios del próximo año en centros de datos.

“Swan es un líder sólido y un gerente financiero”, dijo Chaim Siegel de Elazar Advisors. “Supongo que la razón por la que las acciones están bajas es que los inversionistas pueden haber estado esperando que alguien con un mayor enfoque en las operaciones les ayude a superar estas transiciones (fabricación de chips)”.

En las últimas décadas, la industria de chips se ha dividido entre el diseño y la fabricación, con firmas de manufactura como Taiwan Semiconductor Manufacturing, que se especializan en las fábricas que arman chips, mientras que firmas como Qualcomm se especializan en su diseño.

Intel es una de las pocas empresas restantes que intentan diseñar y fabricar chips. Pero se ha enfrentado a una competencia feroz, perdiendo su liderazgo en la fabricación, enfrentando una creciente amenaza de rivales como Advanced Micro Devices y Nvidia que no hacen sus propios chips.

Lo más probable es que Swan continúe con la estrategia de Intel de los últimos años para identificar áreas donde pueda expandirse más allá de sus chips de CPU centrales, como los chips de inteligencia artificial, dijo Stacy Rasgon, analista de Bernstein.

“Bob mantendrá el barco a flote. El barco va hacia donde va ”, dijo Rasgon. “Ojalá no haya iceberg”.

Pero Swan enfrentará decisiones difíciles, como si seguir centrándose en negocios como la memoria y los chips de módem que conectan los teléfonos a las redes de datos inalámbricas. Esos negocios tienen un margen mucho menor que el negocio de CPU de Intel, dijo Rasgon.

Otros candidatos que los analistas creían que eran contendientes, como el director de ingeniería de Intel, Murthy Renduchintala y el jefe del centro de datos de Intel, Navin Shenoy, han estado inmersos en los detalles del negocio de chips durante décadas.

Según algunos reportes periodísticos, la junta de Intel estaba interesada en Johny Srouji, el ejecutivo de Apple responsable de manejar el número creciente de chips personalizados en los dispositivos de esa empresa.

“Creo que el mercado esperaba una opción diferente: un nombre de marca con mucha experiencia en tecnología y tecnología de Silicon Valley”, dijo el analista de Tigress Financial Partners, Ivan Feinseth.

Swan había estado a cargo temporalmente del fabricante de chips desde junio pasado cuando Brian Krzanich se fue después de que una investigación descubrió que tenía una relación de consenso con un empleado que infringía la política de la compañía. Swan será el séptimo CEO en los 50 años de historia de Intel.

Intel dijo que Todd Underwood, vicepresidente de finanzas, asumiría el rol de director financiero interino, ya que la compañía realiza una búsqueda interna y externa para un CFO permanente.