nearshoring

3 de junio 2022 | 5:00 am

Advertisement

El impulso del nearshoring (la relocalización de cadenas de suministro más cerca de los países de destino) se mantendrá particularmente fuerte durante los próximos dos años, pero aprovecharlo dependerá de que el país ofrezca las condiciones económicas necesarias.

Debemos tener buenos mensajes al extranjero por parte de las autoridades. Nuestra proyección es un crecimiento de nuevas inversiones, una demanda importante de energía eléctrica y consumo de agua y para eso necesitamos estar listos con la infraestructura

dijo en entrevista Sergio Argüelles, presidente de la Asociación Mexicana de Parques Industriales (AMPIP).

La reubicación está motivada por diversos factores, como las tensiones entre China y Estados Unidos, el crecimiento económico del país vecino, el conflicto entre Rusia y Ucrania, así como las disrupciones a las cadenas de suministro a raíz de las medidas para contener la pandemia de COVID-19.

Para México, esto supone una enorme oportunidad para captar a empresas que llevan a cabo parte de sus operaciones –como almacenamiento o ensamblaje– en otros continentes, principalmente Asia y en menor medida Europa.

De acuerdo con la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, el nearshoring podría detonar casi 500,000 empleos en el país.

La funcionaria también reconoció la necesidad de mejorar en aspectos como infraestructura, capital humano, y parques industriales para atraer inversión. Por lo pronto, la dependencia a su cargo trabaja en una política industrial para aprovechar esta relocalización y crecer el contenido regional en el marco del T-MEC.

Abasto eléctrico

Para las empresas detrás de los parques industriales que atienden la demanda de varias empresas que han optado por el nearshoring, garantizar que cuenten con la energía eléctrica necesaria para sus actividades es el mayor reto.

Argüelles considera que la demanda de obras de conectividad y transmisión rebasa al presupuesto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que considera que el modelo de autoabasto permitiría atender la demanda de corto plazo.

A nosotros nos ayudaría mucho autoabastecer al mismo inquilino. No nos interesa vender energía eléctrica, lo que queremos es atender a los clientes. Las plantas de autoabastecimiento serían coordinadas con la misma CFE y la intención es entregarle la llave cuando estén los contratos operando de las mismas empresas que estén consumiendo la energía eléctrica

comentó.

Sin embargo, la figura de autoabasto se abrogó tras la reforma energética en 2014 y los últimos permisos se entregaron en 2019. Actualmente existen 347 permisos de autoabasto vigentes, de los cuales 110 son calificados como irregulares por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que busca regularlos.

Te puede interesar: Negocios Abasto eléctrico, entre los desafíos que enfrentan los parques industriales en Tijuana

La asociación que representa a más de 60 empresas de parques industriales entregó a la eléctrica estatal un mapeo de zonas críticas en busca de soluciones para atender áreas prioritarias caso por caso.

Monterrey, el mercado más favorecido 

De acuerdo con CBRE, empresa líder a nivel mundial en consultoría, comercialización y servicios inmobiliarios, el inventario industrial fronterizo que incluye las ciudades de Tijuana, Monterrey, Saltillo, Juárez y Reynosa, asciende a 24 millones de metros cuadrados, y emplea a 1.7 millones de personas.

La capital de Nuevo León destaca como el mercado líder en la demanda nacional. En los últimos dos años, la ciudad concentra casi el 50% de la demanda de espacios industriales.

CBRE apuntó que en el último año, Monterrey representó el 52% de la absorción total de espacio industrial por parte de las industrias de nearshoring en México gracias a tres factores: amplia disponibilidad de mano de obra especializada, abundancia de tierra disponible para el desarrollo y los sólidos niveles de exportación a Estados Unidos.