GM autos eléctricos

2 de julio 2021 | 3:42 pm

General Motors está invirtiendo en un proyecto de litio en Estados Unidos que podría convertirse en el más grande del país en 2024, lo que transforma al fabricante de automóviles en uno de los primeros en desarrollar su propia fuente de un metal crucial para la electrificación de automóviles y camiones.

El acuerdo, anunciado este viernes, llega cuando fabricantes de automóviles de todo el mundo luchan por acceder al litio y otros metales para la fabricación de vehículos eléctricos, a medida que se eliminan los motores de combustión interna.

GM, con sede en Detroit, dijo que hará una “inversión multimillonaria” y ayudará a desarrollar el proyecto de salmuera geotérmica Hell’s Kitchen, de Controlled Thermal Resources (CTR), cerca del Lago Saltón en California, aproximadamente a 258 kilómetros al sureste de Los Ángeles.

Esto suplirá una cantidad considerable de nuestras necesidades de litio,

dijo Tim Grewe, director de estrategia de electrificación de GM

La compañía se negó a ser más específica sobre el monto de su inversión, pero dijo que el litio extraído en el proyecto se utilizará para construir vehículos eléctricos en Estados Unidos y que ingenieros y científicos de GM visitarán el lugar una vez que terminen las restricciones relacionadas con la pandemia.

También lee: En México, el Servicio Geológico Mexicano habla sobre Bacanora y su concentración de litio.

Si bien otros fabricantes de automóviles, incluidos Great Wall Motor y la china BYD, han invertido antes en productores de litio, ninguno parece haber dado un paso tan agresivo para ser parte del proceso de producción, como lo está haciendo GM con CTR.

La medida podría provocar que otros fabricantes de automóviles sigan su ejemplo con asociaciones similares, especialmente porque se espera que la demanda del metal supere la oferta en un 20% dentro de cuatro años, según la consultora de la industria Benchmark Mineral Intelligence.

El proyecto Hell’s Kitchen podría producir 60,000 toneladas de litio, suficiente para fabricar aproximadamente 6 millones de vehículos eléctricos, dependiendo del diseño, a mediados de 2024. La empresa espera obtener permisos ambientales federales a fines del próximo año.

Esto convertiría a Hell’s Kitchen de CTR en el mayor productor estadounidense de metal blanco, con aproximadamente el doble de producción planificada por un proyecto rival en Nevada de Lithium Americas.

“Hay una gran oportunidad aquí para desarrollar más litio en Estados Unidos”, dijo Colwell.

El anuncio se produce dos semanas después de que GM aumentara su presupuesto para vehículos eléctricos y de conducción autónoma en un 75% a 35,000 millones de dólares.