fbpx

23 de diciembre 2018 | 5:00 am

En tan sólo dos años, la generación Z será el segmento poblacional más atractivo para el comercio, pues representará 40% del total de consumidores a nivel global, pero también el más complejo.

Los nacidos entre 1995 y 2009 tienen una ideología moldeada por la crisis económica de 2008, la falta de oportunidades laborales para sus hermanos mayores de la generación millennial, los cambios de tendencia política y económica a nivel global y la saturación de publicidad.

Estos jóvenes son los primeros y auténticos nativos digitales, explica Barclays en un reporte, y, a nivel mercadológico, cuentan con valores, preferencias y comportamientos muy distintos a los de cualquier generación anterior.

 Los millennials, nacidos entre 1981 y 1994, representaron la transición entre dos formas de comprender la comunicación social y la interacción con el mundo digital, pero sus sucesores no comprenden la rutina sin manejar, al menos, cinco pantallas, tres dispositivos más que la también denominada generación Y.

El banco de inversión británico explica que para 2020, la generación Z reconfigurará el panorama publicitario y con ello, la parte de mercado aprovechada por algunas marcas con los jóvenes de la actualidad.

Con ocho segundos de capacidad de atención, cuatro menos que los millennials, los integrantes de este nuevo segmento cuentan con un poder de compra directa en Estados Unidos estimado en 200,000 millones de dólares, a lo que se suma su influencia en el gasto del hogar, lo que les aventaja con un poder de gasto indirecto cercano al billón de dólares, según estimaciones de IBM.

Oportunidad para las marcas

Las empresas tienen la oportunidad de aprovechar a corto plazo este potencial mercado a través de la facilidad con que los Z pueden cambiar de marca. Para 81% de ellos, calcula Barclays, basta con encontrar un mejor precio o una mejor calidad para tomar decisiones de compra e influir en el gasto que realizan sus familias.

Su acceso ilimitado a información de diversas fuentes sin sesgo, a diferentes culturas y la valoración de la diversidad, les hacen buscar marcas que ofrezcan valores compatibles con los suyos.

Según Millennial Marketing, 60% de los integrantes de la generación Z apoyan a las marcas que apoyen temas referentes a la equidad y la diversidad.

Al mismo tiempo, tienen las herramientas y las ganas para organizarse y hacer frente a aquellas empresas que van en contra de sus valores no sólo en las redes sociales, pues buscan tener un impacto en el mundo real.

La crisis financiera de 2008 los ha llevado a ser más conservadores en materia económica y, en la actualidad, uno de cada cuatro jóvenes de la Generación Z ya gana dinero en línea.

Mientras buscan ser financieramente independientes, también confían poco en las instituciones bancarias tradicionales, por lo que las innovaciones en esta industria encontrarán un terreno fértil entre estos consumidores.