25 de agosto 2021 | 12:00 pm

El Departamento de Justicia de Estados Unidos concedió a la fundación Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) una indemnización de 201 millones de dólares por las malversaciones cometidas por exdirigentes del futbol mundial por el caso del FIFAGate.

“La suma fue sustraída de las cuentas bancarias de los exfuncionarios involucrados durante años en tramas de corrupción futbolística por las que fueron procesados”, explicó la FIFA en un comunicado,

En total, la justicia de Estados Unidos proporcionará 201 millones de dólares a un fondo con el que Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol), la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) y FIFA financiarán proyectos relacionados con el fútbol “que tendrán un impacto positivo en las personas y comunidades de todo el mundo”, señala la misiva de la Conmebol. 

“Me complace enormemente que el dinero sustraído ilegítimamente regrese ahora al fútbol para cumplir su auténtico propósito, su finalidad debida desde el principio”, declaró el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, en un comunicado del máximo organismo del futbol.

Conmebol recibirá 71 millones de dólares 

Conmebol detalló este martes que Estados Unidos le devolverá 71 millones de dólares que fueron desviados por exdirectivos del rector del fútbol sudamericano, por el caso del FIFAGate.

“El Departamento de Justicia de los Estados Unidos acaba de dictar una decisión histórica: ordenando la restitución de 71 millones de dólares a la Conmebol”, informó la institución en un comunicado.

Agregó que los fondos “están siendo remitidos a la Conmebol debido a que fue víctima del esquema criminal subyacente a la investigación del FIFAgate“.

A los fondos que remitirá ahora el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Conmebol suma un monto cercano a los 57 millones de dólares recuperados a través de tribunales suizos y de los herederos del paraguayo Nicolás Leoz, el fallecido expresidente del organismo rector del fútbol sudamericano que formó parte de la ola de corrupción que azotó a la institución. 

Caso FIFAGate

Estas indemnizaciones zanjan la parte americana del FIFAGate que estalló en mayo de 2015 con la espectacular detención de siete directivos del fútbol mundial en Zúrich y que llevó meses más tarde a la salida de Joseph Blatter, presidente de la institución desde 1998.

El caso se refería a un sistema de sobornos y de “chantaje” organizado por responsables del fútbol en Sudamérica y Centroamérica a cambio de la adjudicación de los derechos de difusión televisiva de competiciones, incluida la Copa América.

Instruido en Estados Unidos, el FIFAGate se saldó con la condena a nueve años de prisión del paraguayo Juan Ángel Napout, expresidente de la Conmebol, y a cuatro años de prisión del brasileño José María Marín, exdirigente de la Federación Brasileña.

La justicia estadounidense sigue investigando el fútbol mundial, en especial la atribución del Mundial-2022 a Catar y las sospechas de compra de votos.