Fiat Chrysler

27 de mayo 2020 | 4:08 pm

Fiat Chrysler México comenzó este miércoles la reapertura gradual de sus dos plantas en Toluca y Saltillo, operaciones que fueron suspendidas por la pandemia de COVID-19.

Un portavoz de la unidad mexicana de Fiat Chrysler (FCA México) dijo el martes que las dos plantas de la firma en Toluca han empezado a retomar de forma progresiva sus operaciones, como hicieran las cinco que tiene en Saltillo, añadió.

Solo estamos abriendo con el 40% de la población de cada una de las instalaciones, es una apertura ordenada y segura y con todos los protocolos que nos ha instruido la Secretaria de Salud e (…) internos,

dijo el vocero de la compañía.

La automotriz reanudó operaciones en Estados Unidos el 18 de mayo. 

FCA tiene 14,000 empleados en México y reinicia con uno de los tres turnos de sus fábricas, aunque no saben cuándo operará al 100%. En Saltillo fabrica la van ProMaster, motores V6 y V8, y sus Pick up, y en Toluca los modelos Jeep Compass y Dodge Journey, además de estampado.

Por su parte, la alemana BMW respondió a una solicitud de Reuters y dijo que retomará las tareas de su planta en San Luis Potosí “bajo un enfoque gradual y planeado, acorde a las regulaciones y medidas sanitarias establecidas por las autoridades en México para la mitigación del COVID-19”.

Las japonesas Nissan y Toyota anunciaron este lunes que preparaban su regreso paulatino a la manufactura, y se sumaban así a Honda, que comenzó a calentar motores desde la semana pasada.

En tanto, la estadounidense Ford estableció el 28 de mayo como una fecha provisional para el reinicio gradual de su planta en ciudad Hermosillo, Sonora, según una carta a los trabajadores vista por Reuters. Ford no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Las alemanas Volkswagen y Audi siguen esperando una autorización adicional del Gobierno de Puebla, donde tienen sus fábricas, y que alberga cerca del 10% de los casi un millón de trabajadores manufactureros automotrices en el país.

Entre las medidas establecidas por las automotrices para la reactivación destacan la colocación de filtros sanitarios de acceso, el uso de material de protección como mascarillas y la reducción del volumen de empleados en los lugares de trabajo y en el transporte que los lleva a las fábricas.

Fue a mediados de mayo cuando el gobierno Federal incluyó a la industria automotriz entre la lista de las actividades esenciales que se reanudarían a partir del 18 del mes de manera gradual. Hasta el corte del 26 de mayo se registran en México 76,560 casos de COVID-19 confirmados y 8,134 defunciones.