Volaris sube en bolsa

25 de mayo 2021 | 1:29 pm

El gobierno de Estados Unidos bajó el martes la calificación de seguridad aérea de México a Categoría 2, lo que impide que las compañías aéreas mexicanas sumen nuevos vuelos a Estados Unidos y limita la capacidad de las aerolíneas para llevar a cabo acuerdos comerciales, confirmó un funcionario estadounidense.

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), que ha mantenido largas conversaciones con los reguladores de la aviación mexicana sobre sus preocupaciones, indicó que de octubre de 2020 a febrero identificó varias áreas de incumplimiento de los estándares mínimos internacionales de seguridad.

 (La calificación significa que México carece de) los requisitos necesarios para supervisar a las compañías aéreas del país de acuerdo con las normas mínimas internacionales de seguridad, o que la autoridad de aviación civil carece de una o más áreas como experiencia técnica, personal capacitado, mantenimiento de registros, procedimientos de inspección o resolución de problemas de seguridad

dijo la FAA en un comunicado

El descenso a la Categoría 2 significa que los actuales servicios de las compañías aéreas mexicanas en Estados Unidos no se verán afectados, pero no podrán lanzar nuevos vuelos.

Las aerolíneas estadounidenses ya no podrán comercializar y vender pasajes con sus nombres y códigos de designación en vuelos operados por mexicanos y la FAA aumentará el escrutinio de los vuelos de aerolíneas mexicanas a Estados Unidos, dijo la agencia.

México es el principal destino aéreo internacional de los estadounidenses durante la pandemia de COVID-19, que no han podido viajar a gran parte de Europa por las restricciones, con casi 2.3 millones de pasajeros en vuelos entre ambas naciones.

En su conferencia matutina del lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la calificación de México no debía ser rebajada porque se han cumplido con los requisitos y consideró que la determinación tendría el fin de “ayudar a las líneas estadounidenses”.

El mandatario añadió que la medida no afectaría a las compañías mexicanas del sector, “no es un tema delicado”, aseveró.

Sin embargo, la directora de análisis económico de Banco Base afirmó que la degradación en la calificación “no es cualquier cosa”, ya que en términos económicos “retrasaría la recuperación del turismo, de la inversión fija, del crecimiento económico y del empleo, particularmente del sector servicios”.

En tanto, el banco estadounidense Citi indicó que la determinación tendría “solo un impacto mínimo” en Volaris, ya que la aerolínea mexicana prevé un crecimiento de operaciones en operaciones entre ambos países, y podría llevar a Delta a “ajustar el flujo transfronterizo”, por el acuerdo con Aeroméxico.

Aerolíneas reaccionan

Tras el anuncio, Delta indicó que su red y servicio a México no se verían afectados y que seguiría operando con normalidad.

El presidente de Delta, Glen Hauenstein, señaló en una conferencia el lunes que con el cambio a Categoría 2 la aerolínea estadounidense se vería obligada a retirar sus códigos en los vuelos de Aeroméxico, lo que tendría poco impacto en los clientes de Delta, aunque para la empresa mexicana implicaría una restricción para crecer en Estados Unidos.

Aeroméxico también descartó afectaciones en sus operaciones desde y hacia Estados Unidos. En un posicionamiento, indicó que todos los boletos y reservaciones siguen vigentes, y que sus clientes pueden seguir comprando tickets.

“Estamos en la mejor disposición de apoyar a las autoridades aeronáuticas de nuestro país, para que recuperen la Categoría 1 en beneficio de la industria”, agregó la empresa.

Por su parte, Volaris compartió un posicionamiento que sus niveles de operaciones que mantiene con Estados Unidos se mantendrán hasta que México recupere la categoría 1 sin afectación para los clientes.

“Como habíamos planeado, enfocaremos nuestros planes de crecimiento en el mercado nacional y el resto de los mercados en los que tenemos autorización de hacerlo (Centro y Sudamérica)”, dijo la aerolínea.

Añadió que la operación desde y hacia Estados Unidos está asegurado, excepto por el código compartido con Frontier, el cual representa únicamente el 0.4% del índice de ocupación de sus vuelos y que, en caso de eventual suspensión, Volaris protegerá a sus clientes para que efectúen sus vuelos sin cambio alguno.

Viva Aerobus también se pronunció al respecto e informó que no habrá afectación a sus rutas operadas a ese país, que representan un 14% de su operación total. Además, mantendrá su plan de crecimiento enfocada al mercado nacional.

“Viva Aerobus confía en que se recuperará la Categoría 1 a la brevedad posible gracias al compromiso y esfuerzo técnico-operativos que el Gobierno Federal, la SCT y la AFAC han implementado para fortalecer la seguridad en el sector”, manifestó en un comunicado.

Mientras que la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), compartió que la operación actual que mantienen las aerolíneas nacionales no se verá impactada y podrá seguir operando hacia Estados Unidos, pero no podrá incrementar rutas o frecuencias, registrar aeronaves adicionales y tendrán afectaciones en los códigos compartidos con aerolíneas norteamericanas, en el marco de la recuperación de toda la industria luego de la pandemia.

Por último, hizo un llamado a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) y al Gobierno Federal para que tome las medidas técnicas, humanas y presupuestales necesarias para recuperar la Categoría 1 y así diminuir la afectación al sector.

Esta no es la primera vez que la FAA baja la calificación de seguridad aérea de México. En julio de 2010, el organismo la rebajó a Categoría 2 y restauró su calificación máxima unos cuatro meses después.