negocios en bancarrota

3 de abril 2020 | 5:00 am

Las micro, pequeñas y medianas empresas esperan que el gobierno federal las rescate del desastre financiero ocasionado por el coronavirus, que amenaza con cerrar tres cuartas partes de este sector en los próximos dos meses.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunciará el domingo el Plan de Reactivación Económica con el que su administración pretende enfrentar el impacto de la pandemia en las finanzas del país.

Durante la conferencia matutina del jueves, el mandatario dijo que el proyecto estará enfocado en la generación de empleos, en los programas sociales y en la entrega de un millón de créditos para pequeños negocios.

De ese estímulo solo 500,000 créditos estarán destinados al sector formal, donde se estima que hay alrededor de 4.2 millones de mipymes, según datos de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM).

“Esperamos que se anuncie que se están tomando en cuenta las empresas, flexibilizando las reglas del juego, para que podamos resistir hoy que las empresas están en modo supervivencia”, dice Juana Ramírez, directiva de la ASEM.

Jorge González Gasque, socio director de G2 Consultores, sugiere que el gobierno mexicano tome medidas similares al de Estados Unidos.

El sector de pequeños negocios estadounidense recibirá 377,000 millones de dólares. Esta cifra equivale a 19% del total de fondos que destinó la administración de Donald Trump al paquete de rescate financiero.

No obstante, el experto advierte que existen otros instrumentos como Nacional Financiera, el Fondo de fondos y Bancomext para mantener en buenas condiciones y hacer crecer el emprendimiento.

“De que se puede se puede, nada más a veces parece que el gobierno no quiere apoyar al sector emprendedor”, dice.

Situación dramática

En México existen 4.2 millones de mipymes, según la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad elaborada por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) en 2018.

Unas 2.1 millones están ligadas al sector comercial, 1.5 millones al de servicios y 521,744 al manufacturero.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) considera que este sector es la “columna vertebral de la economía mexicana”.

Según la autoridad financiera, este rubro aporta 41.8% de los empleos totales de México, y genera 52% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional. Las pequeñas representan 15.3% de empleabilidad y las medianas 15.9%.

Una encuesta publicada por la ASEM entre más de 1,300 empresas asegura que debido al freno que enfrentan las actividades productivas por el coronavirus, 77% de las mipymes pueden dejar de operar en dos meses.

Además, 87% perderán ventas, clientes y dejarán de crear trabajos nuevos; 31% tendrán dificultades para cubrir sus préstamos; 40% no podrán pagar impuestos; y 25% estarán forzadas a recortar su plantilla laboral.

No obstante, esta encuesta se realizó antes de que el gobierno lanzara la declaración de emergencia sanitaria en todo el país.

Esta medida implicó un reforzamiento a las medidas sanitarias. Entre las de mayor impacto a la actividad económica están el cierre de bares, centros comerciales y todos los negocios no esenciales para el control de la propagación del coronavirus.

“Es dramático. La mayoría cree que no pueden aguantar después de dos meses y en algunos sectores, como el gastronómico, ese periodo se reduce a la mitad”, dice Ramírez.