Bill y Melinda Gates

11 de junio 2021 | 1:21 pm

Advertisement

Los divorcios son comunes, pero ninguno como el que enfrentan Bill y Melinda French Gates, quienes en el proceso tendrán que definir cómo dividirán la fortuna de 148,000 millones de dólares que construyeron en 27 años de matrimonio.

En términos financieros, la separación de Bill y Melinda es histórica. Entre los bienes que poseen se encuentran mansiones, jets privados, vastas extensiones de tierras y una cadena de hoteles, además de grandes inversiones en empresas públicas y privadas. 

Y, por supuesto, la Fundación Bill y Melinda Gates, la organización filantrópica más grande de su tipo en el planeta.

Probablemente se trate del divorcio más grande que se pueda imaginar

dijo Janet George, abogada de derecho familiar en McKinley Irvin, citada por Bloomberg

El proceso comenzó con un contrato de separación, según la petición de divorcio que French Gates, de 56 años, presentó en Washington, su estado natal, precisa el medio especializado.

Ella firmó los papeles en Bellevue, donde tienen una enorme mansión frente al lago valuada en 130 millones de dólares. Bill Gates, de 65 años, firmó desde Palm Desert, en el sur de California, donde es dueño de otra casa.

Los representantes de Bill y Melinda se niegan a aclarar si existe un acuerdo prenupcial, no obstante, en caso de existir, el contrato de separación reemplaza cualquier acuerdo anterior.

Hasta el momento Melida recibió 3,000 millones de dólares en transferencias de BMGI (Bill and Melinda Gates Investments) -también conocida como Cascade- apenas una pequeña parte de la fortuna de la expareja, que ascendía a 145,000 millones de dólares cuando se dio a conocer la separación a inicios de mayo.

Hasta ahora no hay un patrón claro sobre cómo se dividen las acciones de las empresas en las que tienen participación, destaca Bloomberg.

Las 2.25 millones de acciones de Deere & Co que recibió Melinda valen alrededor de 800 millones de dólares, pero representan solo el 7% de la participación total de la expareja en la empresa. 

Sin embargo, la empresaria egresada en informática y economía por la Universidad de Duke recibió todas las acciones que tenían de la embotelladora mexicana de Coca-Cola Femsa, por un valor de alrededor de 130 millones de dólares.

En cuanto a las empresas privadas que poseen, es probable que nunca se haga público el acuerdo. Los Gates compraron una participación de 47.5% en 2007 sobre la cadena de hoteles Four Seasons, junto con el príncipe saudí Al Waleed bin Talal Al Saud.

Sus inversiones inmobiliarias los convierten en los mayores propietarios de tierras agrícolas en Estados Unidos.

Aunque no es parte de su fortuna, uno de los mayores fuertes de la expareja es su fundación, que tiene 50,000 millones de dólares en activos y más de 1,600 empleados en oficinas en todo el mundo.

La filantropía ayudó a Bill a pasar de ser visto como el dueño de un monopolio (Microsoft) a un rico que destina sus inversiones al desarrollo de la medicina y la lucha contra el hambre.

Esta imagen se vio dañada después de que a mediados del mes pasado The Wall Street Journal reportó que Bill abandonó la junta directiva de Microsoft en 2020 mientras se realizaba una investigación sobre una presunta relación con una empleada de la empresa. 

También se le ha relacionado con Jeffrey Epstein, quien se suicidó en la cárcel en 2019 luego de ser sentenciado por pedofilia.

Advertisement