volaris estrategia ante coronavirus

15 de julio 2020 | 5:00 am

Advertisement

Volaris podrá surcar los cielos con cierta tranquilidad en los próximos 12 meses gracias a una deuda financiera a corto plazo manejable y a un saludable monto de efectivo en caja, a pesar de que su tráfico de pasajeros llegó a disminuir hasta 88.8% este año, derivado de la pandemia por el COVID-19.

La línea aérea dirigida por Enrique Beltranena disponía de 10,658 millones de pesos en efectivo equivalentes al cierre del primer trimestre del año, con una deuda financiera a corto plazo de 2,957 millones de pesos, es decir, 28% de lo que tenía disponible en caja.

En cambio, los compromisos a liquidar en un año de Aeroméxico ascendían al 72% de lo que poseía en efectivo en el mismo periodo, de acuerdo con datos de sus reportes financieros.

La baja liquidez y el golpe de la emergencia sanitaria orillaron a la empresa comandada por Andrés Conesa a reestructurar su deuda en Estados Unidos, al apegarse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en ese país.

Volaris, por el momento, cuenta con menos presiones financieras que Aeroméxico, pero no la libra de estar en una situación complicada a raíz del coronavirus que afecta a la industria aérea mundial

dijo Marco Montañez, analista en Vector Casa de Bolsa.

La aerolínea sufrió una caída de entre el 14.1% y el 88.8% en el número de pasajeros totales transportados desde marzo y hasta junio de este año, como consecuencia a las medidas de confinamiento y el cierre de fronteras para contener la propagación del SARS-CoV2, lo que afecta de forma directa sus ingresos.

De no recuperar la demanda de viajes en próximos meses, comentó Montañez, la empresa estaría en complicaciones. Al primer trimestre del año la compañía tuvo una pérdida neta de 1,493 millones de pesos, pero sus ingresos operativos totales crecieron 8.8% y alcanzaron los 7,824 millones de pesos en el mismo periodo.

Ante la situación, tienes que administrar, antes que nada, tu caja. Terminamos el 30 de junio prácticamente con el mismo nivel de caja (10,658 millones de pesos) que terminamos el 31 de marzo

dijo Beltranena en una videoconferencia para la Universidad Panamericana la semana pasada.

Agregó que otras acciones que toma la empresa para salir adelante es la renegociación para retrasar el pago de la renta de sus aviones, la cual logró posponerse 4.2 meses. Además de atrasar la entrega de aviones de manos de Airbus.

Modelo de negocio juega a favor de Volaris

Volaris cuenta con menor dependencia a los viajes internacionales que a los nacionales, pues de cada 10 pasajeros transportados, cerca de ocho son locales y el resto extranjeros. El mercado doméstico será el primero en recuperarse, a diferencia del internacional.

La fortaleza de la empresa se haya en que el mercado nacional se recuperará de forma gradual en los próximos meses, no así el internacional que tardará más tiempo en reactivarse

dijo Andrés Fernández, analista en Bursamétrica.

A diferencia de la línea aérea de bajo costo, Aeroméxico tiene una proporción diferente en el número de pasajeros transportados. De cada 10 usuarios, tres son nacionales y siete son internacionales.

Otro esfuerzo que anunció Volaris es que liberará 7 millones de asientos hasta con 80% de descuento en su tarifa regular para viajar hasta octubre de 2021. Los destinos serán nacionales e incluirán Guadalajara, Bajío, Cancún, Durango, Morelia y Culiacán, además de Villahermosa, Ciudad del Carmen y Campeche.

Ante la actual situación, la empresa podrá consolidarse como la línea aérea más importante para el transporte de pasajeros en el mercado local, y además, podrá apostar por un segmento de viajes ejecutivos, que hasta el momento solo ofrece Aeroméxico.

También lee: Aeroméxico, Volares y Viva Aerobus llenan el espacio que deja Interjet en el cielo mexicano

“Volaris se tendrá que adaptar a la demanda de vuelos para fortalecerse. Apostará a viajes locales y tendrá la oportunidad de reinventarse y ofrecer servicios ejecutivos, atacando al nicho de mercado de Aeroméxico”, comentó Fernández.

Advertisement