9 de junio 2022 | 11:28 am

Advertisement

Las acciones de Credit Suisse cayeron el jueves ante el creciente escepticismo de una adquisición por parte del gigante financiero estadounidense State Street, después de que un informe el miércoles impulsó el precio de sus acciones.

En respuesta a un informe de Inside Paradeplatz en el que se afirmaba que el grupo estadounidense estaba planeando una oferta de adquisición, State Street aseguró que estaba centrado en la adquisición pendiente del negocio de servicios de inversión de Brown Brothers Harriman.

La falta de confirmación hizo que las acciones de Credit Suisse siguieran bajando desde los máximos alcanzados el miércoles.

A las 11:15 horas, el valor de las acciones cae 3.71%, superando al mercado europeo en general, que bajaba 0.5% antes de una reunión de política del Banco Central Europeo.

Los analistas ven muy improbable cualquier adquisición debido a las limitadas sinergias y a una serie de riesgos que van desde los costes de capital hasta los litigios. 

Sin embargo, un área de posible interés para State Street podría ser el negocio de gestión de activos.

Además, las especulaciones sobre el acuerdo se producen cuando Credit Suisse ha emitido un tercer aviso de beneficios trimestrales consecutivos.

Puedes leer: Unifin acuerda financiamiento por 500 mdd con Credit Suisse

CEO califica de “muy estúpidas” las preguntas sobre la adquisición

Por su parte, el presidente ejecutivo de Credit Suisse, Thomas Gottstein, calificó las consultas sobre una posible oferta de adquisición de State Street como “realmente estúpidas” y cerró la ronda de preguntas en medio de una conferencia en la que se encontraba. 

Nunca comentamos sobre rumores. Y mi padre una vez me dio un consejo: para preguntas realmente estúpidas, es mejor que no hagas ningún comentario. Así que creo que escucharé el consejo de mi padre sobre esto,

comentó. 

Las acciones de Credit Suisse se dispararon el miércoles por la tarde, después de que los operadores citaron un informe de que State Street ofrecería nueve francos suizos por acción, lo que tendría un valor para Credit Suisse de 23,000 millones de francos.

Credit Suisse describió 2022 como un año de “transición” en el que está tratando de pasar página a los costosos escándalos que provocaron una reorganización casi total de la alta dirección y una reestructuración que busca reducir la toma de riesgos, particularmente en su banca de inversión.

También puedes leer: Babak Dastmaltschi, de Credit Suisse, impulsa negocios con magnates rusos