Hospital Panamá Slim

28 de julio 2021 | 11:02 am

Panamá llegó a un acuerdo con la constructora FCC, controlada por el empresario Carlos Slim, para que deje la edificación de un megahospital cuyas obras llevan años detenidas, informó este martes el director de la Caja del Seguro Social, Enrique Lau.

En conferencia de prensa, Lau informó que el acuerdo se logró tras un “proceso complejo de negociación” con el que cesan las hostilidades entre ambas partes, “ellos quitan su demanda y nosotros quitamos la nuestra”, indicó.

En 2011 la empresa española FCC ganó por 554 millones de dólares una licitación de la Caja del Seguro Social (CSS) para construir la denominada Ciudad de la Salud, un complejo hospitalario cuyas obras, salpicadas por presunta corrupción, fueron detenidas en 2015. 

Por la paralización de la obra, ubicada a las afueras de Ciudad de Panamá, la compañía de Slim había presentado reclamos ante la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional por 125 millones de dólares.

 También reclamaba la finalización del contrato, pese a que aún faltaba un tercio de los trabajos, lo que produjo contra demandas de las autoridades panameñas contra la constructora.

En España, la justicia imputó a FCC por presuntamente pagar en Panamá sobornos por 82 millones de dólares en varios proyectos, incluida la Ciudad de la Salud.

 Lau indicó que con el acuerdo la CSS no tendrá que pagarle “nada” a FCC, mientras que la compañía tendrá que pagar al seguro panameño 1.2 millones de dólares.

El proyecto incluía 17 edificios con más de 1,700 camas, medio centenar de quirófanos y 300 consultorios en unos 220,000 metros cuadrados, pero los trabajos fueron suspendidos por presuntas irregularidades en la edificación y los materiales empleados.

Ahora un consorcio panameño será el encargado de terminar la obra en 2024, aunque aún se desconoce el costo final del proyecto.

“Los fondos remanentes en el contrato original no alcanzan para terminar la obra ¿Cuánto hace falta? Eso es exactamente lo que estamos determinando”, comentó Lau.

Pese a las disputas legales, FCC permitió a las autoridades panameñas la adecuación de una parte del hospital para la atención de enfermos por COVID-19.