2 de enero 2020 | 5:00 am

La inversión en el sector de telecomunicaciones está íntimamente ligada al cierre de la brecha digital que hay en México, un elemento que AT&T México definirá una vez que se conozcan los resultados de la segunda revisión bienal de preponderancia.

En entrevista con EL CEO,Mónica Aspe Bernal, vicepresidenta de Asuntos Externos y Comunicación de AT&T México, dijo que comparte con el gobierno federal el objetivo de romper con la brecha del país a través de distintas acciones.

Coincidimos con el objetivo del gobierno federal de abatir la brecha digital y de conectar a más personas en nuestro país, eso es lo que hacemos, eso es lo que queremos seguir haciendo en AT&T en México

En ese sentido, comentó que la compañía de origen estadounidense, que empezó a operar en 2015 tras fusionar Iusacell y Nextel, ha estado cerca del gobierno actual, en conversaciones a distintos niveles y en varios momentos.

Asimismo, Aspe Bernal detalló que también han entablado conversaciones con CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, la nueva empresa subsidiaria de la Comisión Federal de Electricidad liderada por Raymundo Artis Espriú.

Asimismo, AT&T México asegura que está abierta también a trabajar con Altán Redes o con cualquier otro operador mediante el intercambio de infraestructura al usar capacidad de otro jugador en donde la compañía no tenga cobertura.

Esto, buscando ser creativos para encontrar de manera conjunta modelos para seguir expandiendo la cobertura de las redes en el país y así abatir la brecha digital.

 

Costo del espectro, un freno

AT&T México y otros operadores de telecomunicaciones han hecho hincapié en que el costo del espectro en México es particularmente elevado.

Por ello, el operador sugiere que utilizar el costo del espectro puede ser utilizado para expandir cobertura en zonas no rentables, dado que el objetivo de conectividad es expandir la cobertura de manera sostenible en el tiempo.

En opinión de Aspe Bernal, la sostenibilidad de la expansión de cobertura implica hallar un modelo financiero que permita que esta nueva cobertura se mantenga.