binance

11 de junio 2022 | 5:00 am

Advertisement

Binance, el intercambio de criptomonedas más grande del mundo, fue afectado por un grupo de piratas informáticos de Corea del Norte en septiembre de 2020, fungiendo como un conducto de estafas, hackers y narcotráfico.

Durante esa fecha, el grupo informático, conocido como Lazarus, irrumpió en un pequeño intercambio de criptomonedas de Eslovaquia y robó una moneda virtual por valor de 5.4 millones de dólares, con el objetivo de financiar el programa de armas nucleares de Corea del Norte.

Binance no tenía idea de quién estaba moviendo dinero a través de su intercambio, debido a la naturaleza anónima de las cuentas

compartió a Reuters el cofundador de Eterbase, Robert Auxt, cuya firma no ha podido localizar o recuperar los fondos.

Luego del fraude, los piratas informáticos abrieron al menos dos docenas de cuentas anónimas en Binance, lo que les permitió convertir los fondos robados y ocultar el rastro del dinero, según revela la correspondencia entre la policía nacional de Eslovaquia y Binance.

En tan solo nueve minutos, utilizando solo direcciones de correo electrónico encriptadas como identificación, los piratas informáticos de Lazarus crearon cuentas de Binance e intercambiaron criptomonedas robadas de Eterbase, el intercambio eslovaco.

Además, el dinero perdido de Eterbase es parte de un torrente de fondos ilícitos que fluyó a través de Binance desde 2017 hasta 2021.

Durante ese período, el intercambio de criptomonedas procesó transacciones por un total de al menos 2,350 millones de dólares derivadas de piratería informática, fraudes de inversión y venta de drogas ilegales, según la investigación realizada por Reuters.

Te puede interesar: Multimillonarios de criptomonedas recortan sus fortunas

Binance recibió más fondos por 770 mdd

Por separado, el criptoinvestigador Chainalysis, contratado por las agencias gubernamentales de Estados Unidos para rastrear los flujos ilegales, concluyó en un informe de 2020 que Binance recibió fondos criminales por un total de 770 millones de dólares solo en 2019, más que cualquier otro intercambio de criptomonedas. 

Mientras tanto, el CEO de Binance, Changpeng Zhao, acusó a Chainalysis en Twitter de “mala etiqueta comercial”, además de negarse a entrevistas para esclarecer la situación, por lo que el director de comunicaciones, Patrick Hillmann, tuvo que tomar la palabra, declarando que Binance no consideraba que el cálculo de Reuters fuera exacto. 

Binance está construyendo el equipo forense cibernético más sofisticado del planeta y busca mejorar aún más su capacidad para detectar criptoactividad ilegal en nuestra plataforma

dijo Patrick Hillmann.

Además de los fondos criminales de 2019, la agencia informó en enero pasado que Binance mantuvo controles de lavado de dinero débiles sobre sus usuarios hasta mediados de 2021, a pesar de las preocupaciones planteadas por figuras de alto nivel de la compañía que comenzaron al menos tres años antes.

El caso de Hydra

De acuerdo con la investigación, desde 2017 y hasta 2022, los compradores y vendedores en el mercado de drogas de la red oscura más grande del mundo, Hydra, usaron Binance para realizar y recibir criptopagos por valor de 780 millones de dólares.

En abril, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que las fuerzas del orden público estadounidenses y Alemania se habían apoderado de los servidores de Hydra. 

Estados Unidos acusó al presunto administrador de los servidores de conspirar para lavar dinero y distribuir drogas ilícitas. Ante esto, el sitio fue cerrado y el presunto administrador fue arrestado por las autoridades rusas.

También lee: Criptoverso: inversionistas alertan sobre por qué el bitcoin está ‘tocando fondo’

Otros movimientos de Binance

Con alrededor de 120 millones de usuarios en todo el mundo, Binance procesa transacciones criptográficas por valor de cientos de miles de millones de dólares al mes, sin embargo, el sector se vio afectado por una fuerte corrección en mayo, a medida que su valor general se desplomó en una cuarta parte a 1.3 billones de dólares.

A pesar de las afectaciones, Binance está ampliando su alcance a los negocios tradicionales, luego de anunciar una inversión de 200 millones de dólares en Forbes este año y comprometiendo otros 500 millones de dólares a la oferta del CEO de Tesla, Elon Musk, para hacerse cargo de Twitter

Sin embargo, la semana pasada Forbes abandonó sus planes de cotizar públicamente y un portavoz informó que la inversión de Binance no se llevaría a cabo; por su parte, Musk no respondió a las solicitudes de comentarios.

De esta manera, el flujo de criptomonedas ilícitas a través de Binance, representa una pequeña porción de los volúmenes comerciales generales de la bolsa.

Mientras los legisladores y los reguladores, incluida la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, y la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, expresan su preocupación por el uso ilegal de las criptomonedas, el comercio demuestra cómo los delincuentes han recurrido a la tecnología para el lavado de dinero.

Sigue leyendo: Christine Lagarde declara que las criptomonedas son ‘arriesgadas’ y no tienen valor