Famsa impago

30 de junio 2020 | 7:33 pm

La Junta de Gobierno de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) notificó a Banco Ahorro Famsa el inicio del proceso de liquidación, debido a violaciones al marco normativo y jurídico que las autoridades financieras detectaron desde 2016.

“La CNBV notificó a Banco Ahorro Famsa la revocación de su licencia, debido a una gestión de riesgos inapropiada, operaciones y créditos otorgados a personas relacionadas del grupo por encima de los límites regulatorios, registros indebidos en dichas operaciones e incumplimiento recurrente a diversas disposiciones normativas”, indicó la Secretaría de Hacienda en un comunicado.

El subsecretario de la dependencia, Gabriel Yorio, aclaró que estos incumplimientos y deficiencias tuvieron lugar previo a la crisis económica que desató la pandemia de COVID-19 en México, por lo que el proceso no tiene relación alguna con la coyuntura financiera actual y tampoco con el comportamiento de los clientes del banco, que se mide a través de los índices de morosidad.

Agregó que el proceso es un caso aislado, ya que no hay otra institución financiera que muestre un deterioro en sus índices de capitalización.

Tampoco representa un riesgo para la estabilidad del sistema financiero, del cual presume que mantiene la solidez y niveles de liquidez, acorde a los estándares internacionales y en línea con los requerimientos de Basilea III.

El caso de Banco Ahorro Famsa es una situación aislada que no representa la generalidad de nuestra banca, la cual tiene un índice de capitalización promedio muy superior al requerimiento normativo

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda 

El objetivo, dijeron las autoridades, será el de salvaguardar a los 580,774 ahorradores del banco con saldo en sus cuentas y cuyos recursos están protegidos por el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB), que iniciará el proceso de liquidación este miércoles 1 julio.

Los ahorros de los depositantes están resguardos por el Fondo de Protección al Ahorro Bancario, que se financia a partir de cuotas otorgadas por las instituciones bancarias, por lo que los recursos no provendrán del sector público.

“De ninguna manera implica un rescate financiero a una institución privada o a sus accionistas”, dijo Yorio.

Actualmente, los ahorradores con depósitos de hasta 9,000 pesos suman 507,000 titulares que representan el 80% de la cartera de clientes del banco. En el caso de saldos mayores a 9,000 pesos son 73,000 titulares -entre personas físicas y morales- cuyo saldo promedio ronda los 340,000 pesos, de acuerdo con información de la CNBV.

El artículo 6 de la Ley de Protección al Ahorro Bancario especifica que las Instituciones tienen la obligación de informar a los usuarios sobre el tipo y monto de las operaciones garantizadas. En este caso, el IPAB garantiza los depósitos por hasta 400,000 Unidades de Inversión (UDIs), que actualmente representan poco más de dos millones de pesos.

“Vemos totalmente cubierto el interés de los usuarios que tienen algún depósito o ahorro”, dijo el presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Oscar Rosado.

Historial de irregularidades y deterioro

El subsecretario Gabriel Yorio reiteró que el inicio del proceso de liquidación se debe por el incumplimiento regulatorio y el deterioro acelerado de su índice de capitalización (ICAP), el cual se ubica en 11.34%, según los datos más recientes de la CNBV, ligeramente por encima del 10.5% permitido.

Bancos más grandes como BBVA México, Banorte, Citibanamex, Santander, HSBC e Inbursa superan el 15%, mientras que Ve por Más, Scotiabank y Autofin ubican su ICAP entre el 12 y 13%.

Entre las desviaciones normativas que desde hace más de un año detectaron las autoridades destacan también las operaciones con personas relacionadas relevantes por encima de los límites regulatorios y una gestión de riesgos que no estuvo alineada con las prácticas del sistema financiero mexicano.

Entre agosto y septiembre del año pasado, los accionistas del banco tomaron una serie de medidas ante las observaciones de un grupo interinstitucional conformado por la Secretaría de Hacienda, la CNBV y Banco de México para que fortalecieran su operación mediante aportaciones de capital y liquidación de operaciones con personas relacionadas mediante donaciones de terrenos y propiedades cedidos por accionistas, que aún tienen hipotecas pendientes de liquidar.

Este hecho empezó desde 2016, pero a inicios de la administración fue más evidente

Juan Pablo Graf, titular de la CNBV

Pero las acciones no fueron suficientes, por lo que en noviembre y diciembre se hicieron nuevas observaciones al banco, al continuar las inconsistencias en los reportes regulatorios relativo a créditos no reportados, cartera vigente y vencimientos.

Graf explicó que a partir de lo detectado, se le comunicó a Banco Ahorro Famsa un faltante de reservas en su producto Tarjeta Famsa por 80 millones de pesos.

En marzo de 2020, el banco celebró una operación de fideicomiso en un intento de reducir el monto en exceso de operaciones con personas relacionadas, sin embargo continuó excediendo el limite  en contra de las observaciones de la CNBV.

El capital se presionó al punto de alcanzar niveles inferiores al mínimo regulatorio, por lo que el 25 de junio, Banxico y la CNBV notificaron a la empresa del estado del ICAP, lo que provocaría su revocación para operar.

Oscar Rosado, presidente de la Condusef, prometió a los usuarios un acompañamiento mediante sus líneas de atención frente al proceso de liquidación, que iniciará este miércoles.