22 de julio 2022 | 9:37 am

Advertisement

El español Banco Santander anunció este viernes que Citigroup rechazó la oferta no vinculante que había presentado para adquirir sus operaciones bancarias comerciales en México y que no seguirá adelante en el proceso.

Santander confirma que presentó una oferta no vinculante y que, tras haber sido sometida a la consideración de Citigroup, el Banco ha sido informado de que no continuará en las siguientes etapas del proceso

informó la entidad en un breve comunicado enviado este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en Madrid.

El banco, el segundo con mayor participación de mercado en México, estaba considerado como uno de los potenciales candidatos para hacerse con la operativa comercial de Citi en el país latinoamericano, tras el anuncio de su marcha.

La compañía estadounidense, que opera en México bajo la marca Citibanamex, anunció en enero que ponía fin a sus actividades de banca comercial en el país, lo que supondrá el cierre de sus operaciones de banca de consumo, pequeños negocios y mercado medio, según indicó entonces.

Te puede interesar: AMLO pide a Citibanamex conservar plantilla laboral

Números de la banca en México

El volumen de negocio del banco en México en el sector del que se quiere retirar se elevó a 3,500 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2021, lo que supone el 6% de los ingresos totales de la entidad, que sí mantendrá su presencia en el ámbito de las inversiones y en los negocios institucionales del país.

Citigroup compró en 2001 Banamex, uno de los bancos más antiguos de México, por 12,500 millones de dólares.

El banco es la tercera entidad privada más grande del mercado mexicano después de los españoles BBVA y Santander, y por delante del mexicano Banorte, el británico HSBC y el canadiense Scotiabank.

Su decisión de retirarse de las operaciones bancarias comerciales en México, su último reducto en América Latina, se enmarca dentro de la “actualización de la estrategia” emprendida por Citigroup, que también ha salido de Asia y Europa para centrarse en una clientela adinerada a nivel global, en las tarjetas de crédito y en los negocios institucionales.

Salinas Pliego, el primero en bajarse de la compra de Banamex

El propietario de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, quien fue el primero en levantar la mano para adquirir Banamex, también fue el primero en retirarse de la contienda.

Salinas Pliego detalló que tras un análisis, decidió ya no contender por hacerse de los activos de Banamex, y mejor enfocarse en la cartera de clientes de Banco Azteca.

En enero, el magnate fue el primero en apuntarse para la compra de Banamex y planteó que si se quedaba con la institución, ésta abriría los 365 días del año, de 9:00 a 21:00 horas, como lo hace Banco Azteca. 

Con la salida de Salinas Pliego y ahora Santander, cinco empresarios figuran en la lista de interesados por el banco: 

  • Carlos Slim, dueño de Grupo Financiero Inbursa
  • Carlos Hank González, presidente de Grupo Financiero Banorte
  • Javier Garza, fundador de la organización Empresarios por la Cuarta Transformación
  • Daniel Becker, director general de Banco Mifel
  • Germán Larrea, propietario de Grupo México

También lee: Los seis poderosos que le ‘guiñan’ el ojo a Banamex

Con información de AFP e Italia López
Advertisement