20 de febrero 2022 | 5:00 am

Los riesgos cibernéticos es una de las amenazas globales que más genera preocupación a los CEO en México, incluso por encima de los riesgos a la salud tras una pandemia que ha durado casi dos años y a la volatilidad macroeconómica en el mundo.

La razón es simple: tanto los riesgos a la salud como la volatilidad son factores de riesgo que las empresas no pueden controlar, en cambio, si bien los riesgos cibernéticos no se pueden evitar al 100%, sí se pueden implementar soluciones dentro de las empresas.

También lee: Ransomware, la mayor amenaza de ciberseguridad para empresas y usuarios

En México, el 71% de los CEO están preocupados por los riesgos cibernéticos y el impacto negativo que pueden tener en su empresa durante este año, de acuerdo con la última encuesta de Global CEO Survey 2022 – Capítulo México de PwC. 

Pandemia, un cambio de escenario

La transformación digital y el trabajo remoto han abonado a que el principal temor de las empresas sean los ataques cibernéticos, pues si bien algunas pudieron tener una infraestructura robusta para proteger su información, otras se vieron vulneradas durante la pandemia al no estar preparadas.

Ana Paula Jiménez, socia directora de PwC dijo en entrevista con EL CEO que ante el escenario de pandemia, muchas empresas se vieron obligadas a implementar una estructura de manera espontánea.

El uso más acelerado de la tecnología por la pandemia también abrió la puerta a más riesgos y amenazas cibernéticas, por lo que la prioridad de todos los empresarios se volcó en implementar herramientas tecnológicas que les permita prevenir ciberataques

Para la especialista, el principal problema de los ataque cibernéticos radica en que no solamente afecta a una parte de una empresa, sino a todos el círculo virtuoso, desde accionistas hasta los clientes, aunado a las afectaciones a la reputación a una compañía en particular.

Jiménez puntualizó que los ataques cibernéticos antes de la pandemia solían centrarse más comúnmente en industrias como la bancaria, pero todo cambió a partir de 2020, pues el manejo de información de las empresas, independientemente de la industria, han sido el objetivo principal de los ciberdelincuentes.

“El uso de información confidencial de los clientes de una empresa es objeto de un riesgo reputacional por un ciberataque, que alcanza tal nivel que puede terminar con cualquier operación de cualquier negocio”, dijo.

Prioridad, inversión en herramientas

La inversión de las empresas tecnológicas si bien es una prioridad, no puede convivir sin el talento humano, pues es necesario que la gente que la opere esté capacitada para poder utilizar esa tecnología y aprovechar su beneficio, agregó Jiménez.

Entonces, otro de los puntos relevantes junto con la inversión tecnológica está la capacidad de invertir en la capacitación del talento para la utilización eficiente de la tecnología que se introduzca en cada empresa.

La volatilidad, que es la segunda amenaza para los CEO, es un elemento externo que no pueden controlar pero si vislumbrar, en tanto que los riesgos a la salud, si bien ya hay un esquema de vacunación más avanzado en el país, se coloca como el tercer temor debido al repunte de la variante a principios de año y la incertidumbre de su impacto.

Para Pwc, en la mente de los CEO en México está principalmente impulsar estrategias para reforzar la seguridad cibernética de las empresas como principio fundamental, así como tener una plantilla con mínimos riesgos a la salud.