fbpx

17 de enero 2019 | 5:26 pm

Adam Neumann, uno de los fundadores de WeWork y su actual CEO, compra edificios para después rentarlos a WeWork, lo que hace surgir cuestionamientos sobre un posible conflicto de intereses.

Neumann, quien fundó la compañía en 2010, es el mayor accionista individual de WeWork y tiene control de voto.

De acuerdo con el diario estadounidense Wall Street Journal, a varios inversionistas privados de la compañía les preocupa un potencial conflicto de interés, pues el CEO de la empresa se beneficia de las rentas u otros términos establecidos en sus contratos con la compañía.

Al respecto, un vocero de WeWork comentó que todo asunto que tiene participantes relacionados con la empresa es revisado y aprobado por la mesa directiva o por un comité independiente de inversionistas.

WeWork -cuyo negocio consiste en arrendar espacios de oficinas a largo plazo y luego subarrendarlos a empresas a corto plazo- fue recientemente valuado por inversionistas de SoftBank en 47,000 millones de dólares.

Intentos previos

Antes de que Neumann obtuviera control sobre la compañía, intentó negociar un contrato de arrendamiento en un edificio de Chicago en 2013 en que planteaba comprar hasta 5% del edificio, relata el diario estadounidense.

La junta de la compañía se lo negó bajo el argumento de que les preocupaba un posible conflicto de interés.

Pero al año siguiente Neumann obtuvo el control de la compañía, al contar con el 65% de los votos de la junta. Luego compró varias propiedades mediante grupos de inversión y WeWork le rentó algunas de ellas.

Verificado y aprobado

En 2018, WeWork dio a conocer a través de un comunicado que tenía contratos de arrendamientos de múltiples propiedades de Neumann.

La empresa pagó más de 12 millones en alquileres a edificios “parcialmente propiedad de miembros” de WeWork entre 2016 y 2017.

De acuerdo con dicho comunicado, los pagos futuros suman más de 110 millones a lo largo de la duración de los arrendamientos.

La riqueza personal de Neumann se debe en gran parte a las ventas de acciones de WeWork. No está claro cuánto ha vendido de la compañía, pero le ha dicho a algunos amigos que el monto ronda los cientos de millones de dólares.