iberdrola-cfe

20 de enero 2022 | 10:50 am

Advertisement

Los contratos de energía de una central de la española Iberdrola en Nuevo León están a días de vencer, lo que obligaría a algunas de las más de 40 empresas a parar operaciones.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) negó a la transnacional el 29 de noviembre la modificación del permiso de autoabasto E/205/AUT/2002 a uno de generación eléctrica, explicó la agencia de información REDD Intelligence.

Iberdrola necesitaba migrar a este modelo para continuar ofreciendo sus servicios a sus socios debido a que los contratos de interconexión entre ellos y la central vencerán el 31 de enero próximo.

 

La mayoría de las empresas que reciben energía de la central de Dulces Nombres, ubicada en Pesquería a las afueras de Monterrey, ahora deberán recibir energía de CFE.

Además, un grupo de esas firmas pudiera quedar paralizada debido a que reciben energía a través de una red eléctrica privada sin conexión a la red de CFE. De hecho, una fábrica de la cervecera holandesa Heineken pudiera quedar en esta situación a partir del 1 de febrero.

Cemex y cervecerías se paralizarán 

De acuerdo con el permiso a nombre de Iberdrola Energía Monterrey, el aprovechamiento de la electricidad generada en la central se destina a cerca de 40 a 50 socios entre los que se encuentran Cemex, Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma (Heineken), Bio Pappel y Nemak.

Iberdrola ha presentado amparos para frenar esta parálisis; además, la firma española afirmó que no venderán sus plantas, en caso de ser esta la intención del Gobierno y CFE mediante obstáculos regulatorios.

CFE descartó alguna intención “por ahora” de comprar algún activo de Iberdrola, y está abierta a dar servicio a las empresas que se puedan ver afectadas por esta situación, dijeron portavoces de la empresa a REDD Intelligence.

Leer más: Cenace advierte sobre colapso de la CFE por insuficientes ingresos

Cenace también pone freno a permisos 

La CRE no es la única dependencia que frena Iberdrola. De acuerdo con medios internacionales, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) no permite a los socios de Iberdrola cambiar su situación legal de auto proveedores de socios a compradores calificados, según el reporte de REDD Intelligence.

Te puede interesar: Polémica entre Iberdrola y CFE pondrá en vilo otras inversiones en el sector eléctrico

La CRE negó la migración de cinco centrales con permisos de autoabastecimiento hasta licencias de generación. Por ahora está un permiso pendiente de resolver y de negarlo sumarían seis.

El proceso, que legalmente se suponía tardaría 20 días, fue retrasado por más de un año por el regulador, por lo que Iberdrola tuvo que interponer y ganar un amparo para obligar al regulador a responder a las solicitudes de la empresa.

De acuerdo con fuentes cercanas a Iberdrola, el regulador se excusó argumentando la receso administrativo y órdenes de trabajo desde el hogar que instituyó el gobierno debido al COVID hizo imposible revisar el recurso.

Te puede interesar: López Obrador revisará contratos con Iberdrola en México