19 de julio 2020 | 5:00 am

Los contagios de coronavirus al interior de plantas de procesamiento de carne en Estados Unidos, así como una mayor conciencia ambiental producto de la pandemia, han impulsado resultados inesperadamente buenos para Beyond Meat, Impossible Foods, y otros productores de carne vegana, que continúan mejorando su desempeño año con año.

Las ventas de carne alternativa crecieron un 264% en las nueve semanas que precedieron al 2 de mayo, de acuerdo con datos de Nielsen. Esto valida el pronóstico de la Organización de Comida y Agricultura de las Naciones Unidas, que reportó esta semana que el consumo mundial de carne podría caer a su menor nivel en los últimos nueve años.

La reducción en consumo fue causada principalmente por los altos precios de la carne, que aumentó su precio entre 10 y 15% al tiempo que los consumidores a nivel mundial vieron disminuido su poder adquisitivo.

Además, la alta densidad de trabajadores en las plantas procesadoras de carne provocó 17,300 contagios entre los empleados de este sector, lo que también se tradujo en escasez de carne en algunos mercados. En Estados Unidos, Donald Trump decretó a las plantas procesadoras como un sector estratégico para la seguridad nacional, con el fin de obligarlos a continuar trabajando.

A esto se suma la creciente percepción de que la industria pecuaria es parte de los causantes de la crisis climática, un elemento que tiene un impacto cada vez mayor en el consumo de carne.

Una encuesta realizada por la BBC en 2018 reveló que más del 30% de los vegetarianos o veganos, y más del 20% de las personas que querían disminuir su consumo de carne tenían el medio ambiente entre sus razones principales para los cambios en sus dietas.

En Estados Unidos se espera que el consumo per cápita de carne tarde al menos cinco años en regresar a sus niveles pre-pandemia, por lo que las alternativas vegetarianas ricas en proteína podrían experimentar crecimientos acelerados en los próximos cuatro años.

Impossible Foods reportó que su huella en supermercados ha crecido un 1,800%, y que esperan alcanzar un 5,000% para finales del año.

A pesar de este crecimiento, las ventas de carne vegana apenas representan entre el 2 y el 5% de la venta mundial de cárnicos, de acuerdo con distintos cálculos.

Sin embargo, la industria de la carne no se fía de la diferencia que existe entre ambos sectores en este momento, y ya trabaja en procesos de automatización que podrían combatir la falta de mano de obra y dificultar una escasez inesperada.

JBS, el vendedor más grande de carne a nivel mundial, anunció la semana pasada el lanzamiento de su propia marca de hamburguesas y chorizo hechos a base de plantas, lo que ratifica la intención de las compañías tradicionales de competir en este nuevo segmento.