Carlos Lomelín, exdirector de Femsa, es el candidato favorito para encabezar el CCE.

5 de diciembre 2018 | 5:00 am

Carlos Salazar Lomelín se perfila para ser el próximo presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la llamada cúpula de cúpulas, en un momento clave: el inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En caso de ser elegido, el empresario regiomontano representaría los intereses del gremio que durante varios años fue opuesto al ahora presidente de México.

Antes de llegar a la presidencia, AMLO envió señales mixtas a los empresarios. Primero, los provocó con decisiones impopulares para el sector como el anuncio de la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

Entre los empresarios más críticos del entonces candidato presidencial se encontraban algunos miembros del grupo de “los 10 de Monterrey”, un club empresarios regiomontanos al que Salazar es muy cercano. 

Salazar Lomelín es mano derecha de uno de los líderes del norte del país. Se trata de José Antonio Fernández Carbajal, ‘El Diablo’. Lo conoció en Fomento Económico Mexicano (Femsa), uno de los embotelladores más grandes de Coca Cola a nivel mundial, donde trabajó por 45 años. Él fue una de las mentes detrás del éxito de Oxxo y la incursión de la empresa en los negocios energéticos y de farmacias.

‘El Diablo’ Fernández confía tanto en él que lo eligió como su sucesor en la dirección general de Femsa, cargo que ocupó de 2014 a 2017.

Lomelín ya estaba retirado de los grandes corporativos, pero sigue al frente del Consejo de Nuevo León, un órgano consultivo que tiene como propósito promover el desarrollo del Estado.

No se sabe si la cercanía con el grupo de “los 10” es una ventaja o un obstáculo, lo cierto es que ser de Nuevo León, cuna de algunas de las empresas más grandes de México, lo posicionan en el entorno de negocios del país.

“Carlos Lomelín estudió con Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia de Andrés Manuel López Obrador, en el Tecnológico de Monterrey”, dijo en entrevista con EL CEO Alejandro Ibarra-Yúnez, profesor Emérito de Economía y Política de EGADE Business School, quien compartió aula con Lomelín en 1973.

Tiene la habilidad de quitar la paja de la sustancia, algo muy apreciado en los tiempos que atraviesa la iniciativa privada frente al gobierno federal, porque mucho en el discurso político es paja

dijo Ibarra-Yúnez quien compartió el aula con Lomelín en 1973.

Aunque la decisión final está planeada para febrero de 2019, el ex CEO de Femsa luce como el candidato más viable considerando que ya tiene el apoyo de seis –de los siete– organismos con derecho a voto dentro del CCE.

Se trata de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), la Concanaco y Servytur, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Asociación de Bancos de México (ABM), el Centro Mexicano de Negocios (CMN) Y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Sus Adversarios

El único organismo que no firmó el registro en favor de Salazar fue el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), cuyo presidente es Bosco De la Vega, quien también pretende ocupar la presidencia de la CCE.

De la Vega cuenta con un amplio historial en el mundo agroempresarial que viene de familia. Se especializa en la exportación de tomates, coles de Bruselas y papas en los estados de Sinaloa, Sonora y Chihuahua.

Entre sus credenciales destaca su participación en el Cuarto de Junto como negociador del Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre 1991 y 1994, y también fue uno de los personajes clave en la modernización durante la ‘era Trump’.

Bosco no sólo comparte con Carlos la habilidad para hacer negocios y convencer, también la misma casa de estudios: el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

La ventaja que tiene sobre su principal rival en el camino para el Consejo Coordinador Empresarial es su experiencia en presidir a uno de los siete organismos empresariales.

Otros candidatos que sonaron durante el periodo de registro de candidaturas fueron Manuel Herrera, dedicado al ramo de la joyería y expresidente de la Confederación de Cámaras Industriales; actualmente ocupa el puesto ejecutivo en la Asociación de Industriales Latinoamericanos (AILA). Asimismo, Luis Antonio Mahbub Sarquis, empresario del ramo comercial y ahora político de San Luis Potosí; y el presidente de Cinépolis, Alejandro Ramírez, que actualmente se desempeña como presidente del Consejo Mexicano de Negocios.

La pela final será entre Carlos Salazar y Bosco de la Vega.