fbpx
Ienova

10 de julio 2019 | 4:25 pm

Fitch puso la calificación crediticia de Ienova en observación negativa, desde estable, debido al impacto del arbitraje solicitado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sobre el gasoducto Marino Sur de Texas-Tuxpan.

“La modificación a observación negativa corresponde a la demora por parte de la Comisión Federal de Electricidad en emitir la constancia de aceptación que permitiría poner en operación comercial el Gasoducto Marino Sur de Texas – Tuxpan, así como las solicitudes de arbitraje que fueron enviadas recientemente a ciertos desarrolladores de gasoductos”, detalló Ienova en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La calificación de la empresa, unidad de la estadounidense Sempra Energy, se mantiene en BBB+.

Las acciones de Ienova registraron descensos tras la decisión de Fitch y cerraron en 74.67 pesos, una baja de 2.6% respecto a aunque en las primeras operaciones llegaron a perder hasta 2.8%.

Desde el 25 de junio, un día antes de que la CFE anunció que había presentado la solicitud de arbitraje, hasta el final de la jornada de este miércoles, las acciones de Ienova en la BMV han perdido 7.1%.

El 26 de junio, la CFE envió una solicitud de arbitraje a IMG, una sociedad entre IEnova con la canadiense TC Energy, en la que demandaba la nulicdad de varias cláusulas del contrato del Gasoducto Marino Sur de Texas-Tuxpan.

La firma precisó que las cláusulas hacen referencia a la “responsabilidad de las partes en eventos de caso fortuito y fuerza mayor, así como el reembolso de pagos por capacidad relacionados a dichos eventos que la CFE inicialmente reconoció conforme al contrato y que ahora considera indebidos”.

Una fuente de la CFE señaló que exigen un reembolso de 2,994 millones de dólares por cuatro de los siete contratos en disputa. 

Actualmente, empresas como Ienova y Grupo Carso están en proceso de renegociar los contratos con la Comisión.