9 de marzo 2020 | 5:00 am

Brandketing, una consultoría de negocios administrada por mujeres, busca impulsar el desarrollo de emprendimientos en México, principalmente los que son liderados también por mujeres.

Las empresas que han despegado gracias a la asesoría de la firma capitalina son de varios giros: una florería, una escuela, una empresa que fabrica plantas móviles de generación eléctrica, una chocolatería, entre otros.

Su cofundadora, Arlene Ramírez-Uresti, explica que uno de los propósitos de Brandketing es reducir la brecha económica que existe en el país por cuestiones de género, por medio del “combate al desempleo” y el acercamiento de los emprendimientos al sector formal.

“Es un sueño. Nos consideramos una organización feminista y solidaria que hace ‘trajes a la medida’ de las mujeres que necesitan el empujón que les hace falta para convertirse en empresarias”, explica la internacionalista.

En todo el mundo, las mujeres representan en promedio el 10.2% de la actividad empresarial total, aunque en los países de “bajos ingresos” la tasa se eleva a 15.1%, según el Global Entrepreneurship Monitor Women’s Report 2019.

En México, la firma Grant Thornton reporta que los puestos ocupados por mujeres va en descenso desde hace dos años.

De acuerdo con su reporte Women in Business, este número cayó de 34% a 26% entre 2018 y 2019, lo que sitúa al país encima de Brasil (25%) y Argentina (20%), pero debajo de Estados Unidos (31%) y Canadá (28%).

Inteligencia de negocios

Brandketing nación en enero de 2019 por idea de Ramírez-Uresti y su hija, que decidieron ayudar “por altruismo” a una chef especialista en la elaboración de chocolates.

Así surgió Atte chocolate, una boutique de “chocolatería creativa”, que además ofrece servicio de organización de mesas de dulces y postres, así como de elaboración de “detalles y regalos”.

Un punto esencial para la primera incubación de la firma fue la creación de una estrategia de publicidad en internet y redes sociales, donde hay cerca de 250 millones menos mujeres que hombres, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

A partir de ese proyecto, Ramírez-Uresti, junto a Ana Laura, su hija de 17 años decidieron establecer Brandketing, como una organización de “asesoras empresariales en marketing digital, desarrollo humano, y educación para emprendedores”.

Hasta el momento la firma está conformada por seis mujeres y ha impulsado el crecimiento de 10 emprendimientos.

Su estrategia de inteligencia financiera es realizar un diagnóstico organizacional de sus clientes, para luego implementar un programa de intervención.

Algunas organizaciones que crecieron de la mano de Brandketing son Blue Velvet, firma de diseño floral; la cadena de farmacias Farmadepot y el Centro escolar del virreinato, una escuela dirigida solo por mujeres, con sede en Tepotzotlán.

“Brandketing busca el empoderamiento empresarial femenino”, resume Ramírez-Uresti.