fbpx

11 de septiembre 2019 | 7:19 am

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador cerró el capítulo de los siete gasoductos con los que tenía diferencias por sus términos contractuales.

El presidente anunció este miércoles que se logró un acuerdo con Fermaca, la empresa que faltaba por arreglarse con la administración federal.

(Con esto) se demuestra que se puede llegar a acuerdos con el gobierno a través del diálogo,

dijo el mandatario en su conferencia matutina.

Aquí puedes leer qué tan importantes son los gasoductos que opera la empresa

El gobierno de López Obrador había objetado cláusulas en contratos otorgados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el sexenio pasado para el servicio del transporte de gas natural.

La administración federal sostenía que los términos de esos contratos, vinculados a siete gasoductos y cuatro empresas, dañaban las finanzas de la eléctrica nacional.

El 27 de agosto y tras semanas de negociaciones, el gobierno anunció que había alcanzado acuerdos con TransCanada, IEnova y Grupo Carso, pero faltaba cerrar el de Fermaca.

Tras el anuncio, las acciones de IEnova en la Bolsa Mexicana de Valores subían 1.87% a 57.65 pesos, mientras que la de Carso trepaban 1.30% a 84 pesos. Fermaca no cotiza.

Ese día, el gobierno federal informó que los arreglos con todas las empresas significará para la hacienda pública un ahorro de 4,500 millones de dólares a valor nominal.

(El acuerdo con Fermaca es benéfico) primero porque se evitó el pleito y el ir a tribunales internacionales, segundo, porque se cumple con los contratos, tercero, porque se obtienen rebajas en las tarifas y esto beneficia a la CFE, y cuarto, porque tenemos asegurados gas a buen precio para 20 años,

destacó López Obrador.

De los siete gasoductos que se renegociaron, dos son de Fermaca: La Laguna–Aguascalientes y Villa de Reyes–Aguascalientes–Guadalajara.

“La importancia de esos dos gasoductos es realmente muy destacada. Traen gas barato de Texas, el famoso shale gas al precio más barato del mundo, y lo traen por todo el centro del país, hasta dividirse en Aguascalientes y llegan exactamente a la zona, uno es La Laguna-Aguascalientes y luego Villar de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara en la zona de mayor crecimiento del país”, expuso el director de la CFE, Manuel Bartlett, en la conferencia matutina.

Fermaca había presentado cuatro contrapropuestas al gobierno, pero “no se apegaban a los criterios y condiciones acordados con las demás empresas transportistas”, y finalmente el 6 de septiembre tanto CFE como la empresa llegaron a un acuerdo, detalló el funcionario.

Indicó que la renegociación de los contratos con Fermaca se dio bajo los mismos criterios que con las otras tres empresas, e incluye la modificación de la naturaleza de las tarifas, de tarifas garantes de inversión (que financiaban el gasoducto) a tarifas de servicio de transporte de gas natural niveladas (donde solo se paga el alquiler), tema central de la negociación.

También se modificaron las tarifas fijas (niveladas) a través del tiempo, acuerdos equilibrados sobre casos fortuitos y fuerzas mayores.

Los pagos hechos por fuerzas mayores serán reintegrados a la CFE vía estos dos mecanismos: la incorporación en la tarifa del año 26 al año 35 y siete meses de servicio sin cobro tarifario para la eléctrica nacional.

La CFE había estado pagando durante un periodo largo por casos fortuitos y fuerza mayor que consideramos que eran inadecuados; hubo una muy buena voluntad de la empresa para que esa suma de los casos fortuitos se reintegrara a través de diversos mecanismos y se devolviera a la CFE,

expuso Bartlett.

Sobre la reducción de las tarifas, el funcionario informó que en la Laguna-Aguascalientes se redujo 25% al pasar de 14 a 11 centavos de dólar por gigajoule (Gj).

Mientras que la reducción de la tarifa en Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara fue de 18% al pasar de 12 a 10 centavos de dólar por Gj.

El gigajoule es una medida de contenido energético, siendo un múltiplo decimal de las unidades de energía, trabajo y cantidad de calor derivadas del Sistema Internacional de Unidades.

El ahorro total con la renegociación de los dos gasoductos de Fermaca fue de 672 millones de dólares, según el gobierno.

En La Laguna-Aguascalientes el ahorro fue de 455 millones de dólares toda vez que los compromisos de pago pasaron de 1,838 millones de dólares a 1,382 millones de dólares.

Mientras que el ahorro en el gasoducto Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara fue de 217 millones de dólares al pasar los compromisos de pago de 1,179 millones de dólares a 961 millones de dólares.

Además, se negociaron 10 años adicionales de servicio de transporte de gas natural, lo que asegura el suministro a una tarifa de servicio de transporte competitiva, según el gobierno.

“(Con la renegociación) se garantiza la provisión de gas para la generación de electricidad en las regiones bajío, occidente y centro del país y el excedente podrá ser comercializado con la industria nacional”, agregó Bartlett.