26 de julio 2021 | 5:00 am

Altán Redes espera ‘luz verde’ a su solicitud de concurso mercantil para reestructurar su deuda luego de que la autoridad judicial a cargo solicitara elementos adicionales a la solicitud, un escenario que se augura más viable que una quiebra.

Altán solicitó acogerse a concurso mercantil con la finalidad de reestructurar todos y cada uno de los pasivos que mantiene al día de hoy con todos sus acreedores.

Nokia y Huawei son los acreedores de mayor peso. De hecho, se han manejado extraoficialmente una cifra que ronda los 800 millones de dólares de adeudo con estos dos gigantes, aunque no son los únicos acreedores.

José Alberto López Torres, socio del despacho GLZ Abogados, responsable del área de concursos mercantiles y representante de un acreedor de la empresa a cargo de la Red Compartida, espera que se logre acuerdo con Altán.

Si se admite el concurso mercantil, habrá posibilidades de conocer la propuesta de convenio y también verificar la viabilidad o no del arreglo que va a ofrecer Altán Redes en favor de cada uno de sus acreedores

 expuso López Torres, quien representa a una empresa que otorga servicios de Tecnologías para la Información esenciales para el funcionamiento de la compañía.

La juez séptima de distrito en materia civil en la Ciudad de México solicitó a la firma pretensiones que el especialista espera que se subsanen esta semana, con lo cual se conocerá la propuesta a la que quiere hacer llegar el pago, cuál es su situación financiera, los estados financieros y la situación contable de Altán.

Lo anterior, con la finalidad de determinar la viabilidad o no de la propuesta de convenio que van a ofrecer para esos efectos.

Si la juez da entrada al concurso mercantil, que es el escenario esperado, se prevé también que emita medidas cautelares con la finalidad esencial de proteger los activos de Altán ante cualquier acreedor que pretenda ejecutarlos, pueda celebrar un convenio en mayor beneficio de todos.

Lo que se espera

Si Altán Redes subsana las irregularidades y se admite a trámite el concurso mercantil, la juez va a ordenar la publicación de un extracto de la sentencia declarando el concurso mercantil de Altán para que se publique en el Diario Oficial de la Federación.

A partir de ahí, los acreedores tienen 20 días naturales en este primer momento para solicitar su reconocimiento de crédito relacionado con el adeudo que mantenga Altán Redes con ellos.

Además, a partir de entonces va a empezar a correr el plazo de 180 días para la conciliación, que puede ser prorrogable por otros 180 días con la finalidad de que, en este año, se pueda celebrar este convenio concursal entre los acreedores y Altán Redes.

Para Ramiro Tovar, consultor en Regulación Económica y Política de Competencia, la única opción es la negociación con los acreedores, pues los clientes no tienen porqué estar en riesgo de algún efecto en el servicio.

“Si se dilata el concurso mercantil y no hay algún tipo de negociación con los acreedores, estos eventualmente pueden ejercer su garantías que son la infraestructura física (como torres, predios etc.) pero para ello puede pasar tiempo”, aseguró.

Lograr la celebración de un acuerdo con los acreedores para que, a partir de este nuevo acuerdo pueda reestructurar su deuda, y a su vez pueda reestructurar  su pasivo y pueda continuar operando.

Una vez realizado, firmado y consensuado entre la comercial, Altán y los acreedores, lo deseable es que reestructuren su deuda, salgan adelante de la complicada situación financiera que viven al día de hoy y posteriormente continúen con sus operaciones.