CFE mezcla de subsidios

26 de julio 2021 | 5:00 am

Al cruzar subsidios entre sus propias empresas, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pierde oportunidades de inversión dirigidas a garantizar el continuo servicio de electricidad a la población.

Desde hace seis años, las compañías de CFE que presentan utilidades subsidian a aquellas que tienen pérdidas, lo que la deja sin espacio para remodelar sus sistema de operación y por tanto, mejorar los servicios que brinda.

Al mezclar los recursos entre las empresas que presentan utilidades y las que tienen pérdidas genera opacidad en los estados financieros, lo que impide definir la disponibilidad de recursos que el sistema eléctrico nacional requiere para ser confiable y además incumple con regulaciones.

Entre 2018 y 2020, CFE Distribución y CFE Transmisión transfirieron 150,820 millones de pesos a CFE Suministrador de Servicios Básicos (SSB), según el estudio “La CFE frente al espejo. Incentivos mal alineados en la empresa productiva del Estado”, realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

El trabajo indica que desde el 2015, la CFE realiza subsidios cruzados –el cargo por demanda garantizada o el cargo por potencia– lo que representa una violación al espíritu de los Términos para la Estricta Separación Legal (TESL) de la Comisión que se publicaron en 2016.

Pemex carece de experiencia y equipo para operar yacimiento Zama

Sin embargo, la CFE sostiene que sus operaciones no constituyen subsidios cruzados porque no caen en las definiciones económicas ni fiscales de ese concepto.

Son aplicaciones de mejores prácticas internacionales, descritas, por ejemplo, en las Guías para Empresas Multinacionales y las Administraciones Fiscales emitidas por el Consejo para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE)

dijo la CFE en un comunicado.

Consumidores, los más afectados

Óscar Ocampo, coordinador de energía del IMCO dijo a EL CEO que la mezcla de subsidios que realiza CFE afecta a los consumidores porque tienen un servicio eléctrico menos confiable y vulnerable a los apagones.

La saturación en la red es el principal problema que habría que atender en CFE Transmisión, y si esos recursos que requiere los usa para subsidiar a CFE SSB para palear sus números rojos, entonces estamos tirando ese dinero a la basura en lugar de invertirlo en donde sí se necesita para garantizar la confiabilidad del sistema

Se están asignando recursos escasos a una subsidiaria que genera pérdidas año con año, en lugar de invertirlos en actividades más productivas, como transmisión y distribución, agregó.

La falta de inversión afecta al sistema eléctrico nacional porque la red de transmisión está saturada, lo que genera apagones, los cuales, por ejemplo, son frecuentes en la Península de Yucatán porque las líneas de transmisión están muy pegadas.

Un desabasto de petrolíferos podrían generar los frenos a la importación

Transparencia en los estados financieros permitiría eficiencia

Ocampo expuso que la Comisión requiere que todos los subsidios, los estados financieros de las filiales y las metodologías que usa para elaborarlos sean absolutamente transparentes y cuando lo sean, a partir de ello se tomen decisiones de inversión.

La clave está en invertir en la red nacional de transmisión y en la de distribución, ahí debería estar el foco de las inversiones de CFE. No tanto en la parte de generación eléctrica, donde no son eficientes, donde las generadoras registran pérdidas año tras año

Si CFE Distribución no hubiera transferido 100,884 millones de pesos en los últimos tres años a CFE SSB, habría podido invertir casi cuatro veces más recursos en ese periodo de tiempo, es decir, 25,900 millones de pesos.

En el caso de CFE Transmisión, la inversión física adicional que habría podido llevar a cabo de no haber transferido 49,936 millones de pesos entre 2018 y 2020 a CFE SSB, pudo ser tres veces mayor en ese lapso, es decir, de 15,800 millones de pesos.

CFE registró utilidades en 2018 y 2019, pero en 2020 sus números fueron rojos, debido a la renegociación del contrato colectivo que había renegociado en el 2016 para sanear las condiciones financieras de la empresa.

Paul Sánchez, analista del sector energético, opinó que en la CFE requieren replantear la naturaleza de la empresa y su objetivo; así como evaluar de forma correcta el retorno que requieren las inversiones.

Para mejorar a CFE tenemos que empezar con desinvertir activos, lo que significa cerrar plantas y despedir personal, pues hay muchas plantas que están paradas con personal en exceso, y ello no es viable para las finanzas de la empresa