alsea empresa

3 de mayo 2021 | 5:00 am

Alsea prevé que para 2022 su nivel de apalancamiento, la razón financiera que contempla deuda neta/flujo operativo, llegue a tres veces; un nivel más óptimo del 19 veces que llegó a tener el año pasado, en el punto más álgido de la pandemia.

La controladora de Starbucks en México prevé alcanzar la meta a medida que la recuperación de sus ventas, y con estas el flujo operativo (EBITDA, por sus siglas en inglés) mejore en los territorios donde opera.

Al primer trimestre de 2021, la empresa reportó un nivel de apalancamiento de 8.2 veces, frente al 3.5 veces que informó en el mismo lapso del año anterior. No obstante, de manera secuencial, la compañía mostró una mejora en su nivel, pues recortó casi a la mitad esta razón financiera, al cerrar el trimestre terminado en diciembre de 2020 en 19 veces.

El apalancamiento, simplemente por el crecimiento que vamos a tener en EBITDA este año contra el anterior y el que proyectamos tendremos en 2022, regresaría ese año a niveles muy saludables de unas tres veces la deuda neta sobre EBITDA

dijo Rafael Contreras, CFO de Alsea a EL CEO.

El objetivo parece alcanzable, pues la firma presenta una mejora en sus ventas trimestre contra trimestre, así como el retorno de su flujo, a medida que las medidas restrictivas para operar sus restaurantes y de confinamiento se hacen más laxas.

Sabemos que la empresa se recuperará porque la tendencia de reapertura es positiva, hasta el momento, con lo que mejora sus ingresos y le dota de recursos para cubrir sus compromisos financieros

comentó Marisol Huerta, analista de consumo en Banco Ve por Más.

Análisis financieros de Intercam y de Monex, también prevén una mejora en los indicadores de la emisora en el corto y mediano plazo.

Esta ratio comenzó a despuntar a finales de 2018, cuando la dueña de El Portón, anunció su expansión en Europa con la compra de los restaurantes Vips en España y la licencia para operar Starbucks en Francia, Luxemburgo y Países Bajos, por un monto aproximado de 14,095 millones de pesos.

El apalancamiento mide la capacidad que tiene la empresa de pagar su deuda con base a su flujo operativo, sin tener en cuenta los intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones. Es tomado en cuenta para conocer la salud financiera de las corporaciones.

Renegocia con bancos extensión de acuerdos

El objetivo de bajar su apalancamiento también será posible gracias a la extensión de acuerdos negociados en 2020 para cambiar de forma temporal las condiciones de los contratos de créditos con bancos hasta junio de 2022.

De esta forma, Alsea logró pasar sus obligaciones financieras al próximo año, con miras a una recuperación más acelerada en sus ventas.

“La empresa tuvo que hablar con los bancos para que éstos les dieran dispensas ante el cierre de sus restaurantes. Primero a junio de 2021 y después lo pasaron para 2022, lo que quiere decir que las instituciones financieras creyeron en el negocio”, dijo Huerta.

En un comunicado, la controladora de restaurantes comentó que estos acuerdos dejarían a la compañía en una mejor posición financiera y le permitiría pagar sus créditos, amortizaciones e intereses en tiempo y forma.

Los acuerdos alcanzados tendrán una vigencia del 1 de abril de 2021 al 30 de junio de 2022 y serán revisados de forma mensual entre ambas partes.

Como medida, los bancos impusieron una serie de restricciones a Alsea, como un endeudamiento tope máximo de 19,400 millones de pesos; una deuda que no exceda los 516 millones de euros; asegurar una liquidez mínima de 3,000 millones de pesos; tener a lo largo del periodo mencionado un capital contable consolidado mínimo de 6,900 millones de pesos, así como un tope en inversiones de capital (CapEx) de 800 millones de pesos por trimestre.

En este sentido, Contreras dijo a EL CEO que, de las inversiones limitadas que tendrán, el 40% se destinará a nuevas aperturas de restaurantes, 40% a remodelación y mantenimiento y el resto a proyectos estratégicos como el fortalecimiento de su canal de ventas de delivery.

De esta forma, espera inaugurar entre 50 a 80 nuevas unidades en las tres regiones que opera -México, Sudamérica y Europa- durante este año, en la medida que mejoren las condiciones de consumo y el regreso de sus comensales.

El panorama de una de las firmas más cercanas al público por su portafolio de marcas reconocidas, parece ver la luz al final de la pandemia.