subcontratación

1 de septiembre 2021 | 5:00 am

Terminó la prórroga para que las empresas regularicen la situación fiscal y laboral de sus trabajadores, bajo la reforma en materia de subcontratación que entra en vigor este primero de septiembre.

Alsea, Elektra y Liverpool, firmas que integran al sector de servicios y bienes de consumo no básicos del Índice de Precios y Cotizaciones (S&P/BMV IPC), enfrentarán claroscuros con su entrada en vigor.

Los efectos que tiene la reforma sobre las organizaciones privadas se traduce en una mayor carga impositiva en concepto del impuesto sobre la nómina, ISR sobre sueldos y salarios, así como las cuotas obrero patronales (IMSS, afore e Infonavit) y los efectos en la determinación de la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU).

 A un par de días de que concluyera la prórroga, se reconocían 2.5 millones de trabajadores por sus patrones directos, lo cual es benéfico para quienes pasaron a la nómina directa. Pero el costo del empleo formal es alto, ya que significa 35 centavos por cada peso nominal que se paga a un trabajador

dijo Armando Leñero, presidente del Centro de Estudios del Empleo Formal (CEEF).

El también director de la firma de administración operativa empresarial Retribuye, agregó que las empresas del tamaño de Alsea, Elektra y Liverpool, cuentan con el capital para poder trasladar a sus trabajadores a la nómina directa, además de tener mayor presión por una reputación que deben cuidar.

“Con estos cambios a la ley, se debe vigilar la manera en la que los patrones han estado resolviendo la antigüedad y las prestaciones de sus empleados, al momento de ejecutar el cambio, ya que se puede promover la simulación de empresas especializadas y los despidos inusitados”.

El sector servicios y bienes de consumo básico fue uno de los que más recortó empleos a un año del inicio de la pandemia 

Alsea

La controladora de restaurantes informó el 29 de julio que el total de sus colaboradores ya estaban incorporados a la marca de restaurantes donde prestaban sus servicios.

“Nosotros siempre a nuestros colaboradores les pagamos lo que mencionaba la ley y teníamos empresas de insourcing, nunca tuvimos nada con outsoursing. Hoy el 100% ya está en las marcas operadoras y los únicos que quedamos como una empresa de servicio especializados somos los de la parte contable y fiscal”, dijo Rafael Contreras, CFO de Alsea en conferencia con medios.

El directivo comentó que veía con buenos ojos la iniciativa de mejorar los sueldos de los colaboradores a nivel nacional, pues esto traería mayor poder adquisitivo y una mayor venta en sus restaurantes.

 En cuanto al impacto depende de cada una de las marcas. Esto podría impactar a futuro con los resultados que acostumbramos tener en Alsea con el 0.5% de las ventas

añadió en esa ocasión.

Alsea tenía 67,408 trabajadores al cierre del segundo trimestre del año. De estos, 113 eran funcionarios, 65,520 empleados y 1,775 obreros, según datos proporcionados a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Liverpool

Liverpool dio a conocer que todos sus colaboradores están contratados de forma directa. El único cambio que traerá la reforma para la compañía será el de sus trabajadores temporales, los cuales se contratan durante la temporada alta de ventas a final de año.

“No esperamos tener un número menor de trabajadores temporales (…) el gran cambio será que en lugar de contratarlos por un tercero como Manpower, ahora los tendremos que contratar bajo un contrato temporal, por algunos meses, donde se les pagará de manera directa”, dijo Enrique Güijosa, CFO de Liverpool en su última conferencia con analistas.

La cadena departamental contó al cierre de junio con 71,894 colaboradores, de los cuales 1,089 corresponden a funcionarios y 70,805 a empleados, de acuerdo con la BMV. Al último día de diciembre pasado, la empresa contabilizó 75,637 trabajadores, debido a los contratos temporales generados por las compras navideñas y de fin de año.

Elektra

En tanto Elektra informó en su reporte correspondiente al segundo trimestre de 2021 que se encuentra en proceso de “evaluar los posibles efectos financieros y fiscales derivados de dicha reforma”.

La firma de Ricardo Salinas Pliego contabilizó en el primer semestre del año 70,434 trabajadores, conformados por 1,065 funcionarios y 69,369 empleados.

El total de los 45,085 empleados del brazo financiero de Elektra, Banco Azteca, estuvieron contratados bajo el modelo conocido como outsourcing, en los primeros seis meses del año, revelan datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

De esta forma, el 64% de todos los empleados del grupo corresponden a Banco Azteca, una de las instituciones financieras con el mayor número de sucursales en el país.

Así llegan los principales bancos a la reforma de outsourcing