fbpx
Aeroméxico sufre 'turbulencia' en sus operaciones (Foto: Especial)

11 de marzo 2019 | 1:00 pm

Aeroméxico suspenderá temporalmente la operación de sus seis aeronaves Boeing 737 MAX 8, informó la compañía el lunes.

“Aeroméxico ha decidido suspender temporalmente la operación de sus seis equipos Boeing 737 MAX 8 en tanto se cuente con información contundente sobre las investigaciones del lamentable accidente del vuelo ET302”, publicó la empresa a través de un comunicado.

El anuncio se da un día después de que un Boeing 737 MAX 8 se estrelló minutos después del despegue, la segunda vez que ocurre en menos de seis meses, lo que ha generado nuevos cuestionamientos sobre la seguridad de ese modelo, crucial para los planes futuros del gigante aeronáutico estadounidense.

En el accidente fallecieron las 157 personas que iban a bordo de un 737 MAX operado por Ethiopian Airlines -entre ellos una ciudadana mexicana-, que viajaba de Addis Abeba a Nairobi. Fue el mismo modelo que se estrelló en Indonesia en octubre, cobrándose la vida de las 189 personas que llevaba a bordo.

Aeroméxico aseguró, tras recibir diversas quejas en su cuenta de Twitter, que la seguridad de sus operaciones y la tranquilidad de los clientes es lo más importante.


“Los vuelos que se operaban con estos aviones serán cubiertos con el resto de la flota”, afirmó la empresa.

Tenía alas prometedoras

En febrero de 2018, durante la recepción del primer 737 MAX 8, el director general de Aeroméxico, Andrés Conesa, comentó que este modelo de avión sería el nuevo eje de la flota de la compañía, ya que en un periodo de cuatro años recibirían 55 equipos restantes considerados dentro del acuerdo.

Según Conesa, el acuerdo podría ampliarse entre 2023 y 2024 para la adquisición de 30 equipos más.

De acuerdo con la página oficial de la aerolínea, este modelo de avión cuenta con tres rutas dentro de la compañía: Lima, Perú; Monterrey, México y Bogotá, Colombia. Además, se detalla que el 737 MAX cuenta con el motor más avanzado de la industria aeronáutica.

¿Qué han hecho en otros países?

Reino Unido se unió este martes a otros cuatro países al cerrar su espacio aéreo a los aviones Boeing 737 MAX, al tiempo que más aerolíneas de todo el mundo dejan sus aviones en tierra tras el accidente. Europa ya se prepara para una prohibición de los vuelos con el avión 737 Max de Boeing.

La autoridad británica de aviación civil anunció que suspendía todos los vuelos de Boeing 737 MAX previstos en el país y aquellos que sobrevuelen su espacio aéreo.

“Como medida de precaución, dimos instrucciones de cesar todos los vuelos comerciales de pasajeros de cualquier aerolínea que salga o llegue a Reino Unido o sobrevuele el espacio aéreo”, informó en un comunicado.

En tanto, el ministro de Transporte alemán, Andreas Scheuer, reveló a la emisora ​​alemana n-tv esta mañana que el espacio aéreo alemán estaba cerrado para los aviones Boeing 737 MAX.

De acuerdo con fuentes consultadas por Bloomberg, Irlanda también restringirán el modelo, mientras que la Agencia Europea de Seguridad Aérea planea dar un paso similar, lo que impedirá los vuelos a cualquier lugar de la región.

China e Indonesia suspendieron todos los vuelos con aviones Boeing 737 MAX 8 operados por sus aerolíneas.

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) de Argentina informó el lunes que ordenó a sus afiliados no volar aviones Boeing 737 MAX tras los dos accidentes fatales ocurridos con esos modelos en menos de cinco meses.

Mientras, la compañía estatal Aerolíneas Argentinas es la única empresa en el país que opera con esos aviones, que totalizan cinco y que se utilizan para vuelos regionales.

Corea del Sur también decidió bloquear la operación de dos Boeing 737 MAX 8 de la empresa local low-cost Eastar Jet.

FlyDubai, Norwegian, Icelandair, Southwest, American Airlines y Air Canada siguen operando con sus 737 MAX 8.

Boeing anunció que aplazaba la ceremonia de presentación de la nueva versión del avión de largo alcance 777, el 777X, prevista para el miércoles

El 737 MAX ha enfrentado un creciente escepticismo por parte de la comunidad aeroespacial en el último año, ya que el programa con el que cuenta ya había presentado problemas durante su desarrollo.

En mayo de 2017, Boeing detuvo las pruebas de vuelo de los 737 MAX debido a problemas de calidad con el motor producido por CFM International, una empresa de propiedad conjunta de Safran Aircraft Engines de Francia y GE Aviation.

El último accidente es un gran golpe para Boeing, cuyos aviones MAX son la última versión del 737, su aeronave más vendida de todos los tiempos con más de 10,000 aparatos producidos.

Las acciones de Boeing perdían 5.16% a 379.36 dólares a las 09:11 am (hora de la Ciudad de México).

Con información de Reuters y AFP.