22 de octubre 2020 | 11:26 am

Adidas planea desprenderse de Reebok, empresa que ha tenido problemas por largo tiempo, de acuerdo con Manager Magazin, que destacó que el grupo tiene previsto completar la venta en marzo de 2021.

Los inversionistas han pedido repetidamente a la gerencia que se deshaga de Reebok, impacientes por la falta de progreso para revertir el desempeño de su negocio.

Entre las partes interesadas se incluyen VF Corporation, propietaria de las marcas Timberland y North Face, así como Anta International Group Holdings, de China.

Adidas compró Reebok en 2005 por 3,800 millones de dólares.

La firma decidirá en los próximos meses si procede con un proceso de venta, dijo una fuente a Bloomberg.

La revisión interna se encuentra en las primeras etapas, señaló la persona que habló bajo el anonimato.

Desde 2016, cuando asumió el cargo de CEO de Adidas, Kasper Rorsted ha rechazado reiteradamente los rumores de vender la marca. Pero ha cerrado tiendas Reebok de bajo rendimiento y dejó que expiraran algunos acuerdos de licencia, lo que redujo las ventas de la marca deportiva.

En 2019, cuando Reebok recuperó la rentabilidad, Rorsted expresó su esperanza de poder impulsar las ventas con nuevas líneas de calzado como CrossFit Nano y FloatRide Run.

Ante la crisis económica derivada del COVID-19, los ingresos de Reebok cayeron 42% y los de Adidas 33% en el segundo trimestre.

Rorsted esperaba alrededor de 2,000 millones de euros (2,400 millones de dólares) de la venta de Reebok antes de la pandemia, pero ahora las expectativas son menores.

Con información de Reuters