acciones Zoom

23 de abril 2022 | 5:00 am

Advertisement

Tras el impacto que generó el COVID-19 en el mundo, Zoom se estableció de manera satisfactoria como una herramienta de videoconferencias para oficinas y escuelas; sin embargo, la plataforma ha resentido el regreso a la ‘normalidad’, pues sus acciones han caído en más de 45% en lo que va del 2022.

En lo que va del año, las acciones de la firma de Eric Yuan, han caído 45.53%, hasta el 22 de abril, lo cual refleja que en los primeros cuatro meses de 2022 la plataforma ha resistido un declive que podría ir en aumento, de acuerdo con datos de Investing.com.

Zoom tuvo una excelente oportunidad de crecimiento en el contexto de la pandemia, pero por ahora no tiene lo necesario para crecer más allá, debido a que su producto se quedó limitado al contexto

dijo a EL CEO, Cipactli Jiménez, inversionista privado.

A diferencia de este retroceso, el rendimiento de las acciones de Zoom aumentó 395.76% durante 2020; mientras los ingresos de la plataforma ascendieron a 2 millones 651,368 dólares en el año fiscal 2021 —periodo que comprendió del 1 de febrero de 2020 al 31 de enero de 2021—, lo cual representó un incremento interanual del 326%.

Fue en ese mismo año, en el que la plataforma registró su mayor caída mensual, ya que en diciembre retrocedió 29.48%, a 337.32 dólares, en cambió, en septiembre había aumentado 44.60%, a 470.11 dólares, marcando su mejor mes en toda su historia.

Continúa leyendo: Netflix y Facebook ‘arrancan’ el año con su peor caída trimestral en la última década

Regreso a las oficinas merma uso de Zoom

Para Guillermo Delgado, director de operaciones de Black Wallstreet Capital, el regreso paulatino a las actividades de trabajo presencial ha sido contraproducente para la emisora, lo cual se ha visto reflejado en la trayectoria del precio de la acción.

La facilidad de acceso de Zoom, en la que ni siquiera era necesario registrarse fue su gran diferenciador desde el inicio y permitió un crecimiento exponencial durante el confinamiento, cuando muchos trabajadores remotos con poca experiencia en el uso de herramientas tecnológicas necesitaron de una opción rápida y fácil para poder realizar videollamadas

comentó Delgado.

En 2021, las acciones retrocedieron 45.47%, con ingresos para la plataforma que se elevaron a 4 millones 99,864 dólares durante el año fiscal 2020 —que comprende del 1 de febrero de 2021 al 31 de enero de 2022—, representando un aumento del 55% con respecto al año previo.

2019, el año del debut 

Con sede en San José, California, Zoom se fundó en 2011 y presentó su salida a bolsa en marzo de 2019 mediante una Oferta Pública Inicial (OPI) con más de 300 millones de dólares en ingresos.

El 18 de abril de 2019 concretó su debut en el Nasdaq, registrando un aumento del 72% a 62 dólares en su primer día de operaciones, más un incremento del 88% interanual, con ingresos para la plataforma que ascendieron a 622,658 millones de dólares durante el año fiscal 2020, periodo que comprendió del 1 de febrero de 2019 al 31 de enero de 2020.

Cuando Zoom salió al público, se asentó como una plataforma fácil de usar, además de ofrecer una interfaz ‘intuitiva’ y sobre todo libre de herramientas más complejas que muchas veces sobrepasan las necesidades del usuario casual

compartió Guillermo Delgado.

De esta manera, Delgado considera que otra característica que dio sentido a Zoom a partir de su debut fue la posibilidad de elegir entre la versión de uso gratuito, para un uso regular y la versión de paga, para los usuarios que le dan un uso más profesional en el sentido de que no tienen limitaciones en el tiempo de conexión. 

Pandemia, la clave del éxito para Zoom

Zoom puede definirse como una empresa que se estaba rezagando dentro de la competencia de las grandes tecnológicas por aumentar su número de usuarios activos, pero recibió un gran impulso a raíz de las medidas de aislamiento social, apuntó Delgado.

No te pierdas: Zoom logra crecimiento de 369% de sus ingresos trimestrales por alza en usuarios

Desde finales de febrero de 2020, las acciones de Zoom vislumbraban fuertes ganancias a medida que comenzaba a resurgir el brote de coronavirus. Conforme avanzaba el virus, las personas fueron migrando a realizar sus tareas laborales y escolares desde casa.

“La clave del éxito de Zoom a partir del inicio de la pandemia, fue su arquitectura abierta y la facilidad de uso casual; esa fue su gran apuesta incluso desde antes de 2019, pues algunos de sus competidores más fuertes, como Webex Meetings, Microsoft Teams e incluso Google Workspace requieren al menos de un registro dentro de su propio ecosistema”, determinó Delgado.

En contraparte, Cipactli Jiménez, inversionista privado, sostuvo que Zoom no se estableció con ventajas por encima del resto de las plataformas, pero sí cuenta con un buen modelo de negocios que propicia la fidelidad del cliente.

No dejes de leer: Zoom logra mayor capitalización de mercado que Microsoft, Google, Apple y Facebook

¿Qué le depara a Zoom?

A mediados de 2021, Zoom venía anticipando signos de desaceleración, a medida que reabrían las oficinas y regresaban los eventos en vivo, encima de esto, las acciones se han desplomado más de 45% en lo que va del año, además de que la compañía pronostica ingresos débiles para el primer trimestre y el año completo.

De acuerdo con CNBC, para el año fiscal en curso, la empresa prevé ingresos de 4,530 a 4,550 millones de dólares, lo que implica un crecimiento del 10.7%. 

Los analistas encuestados por Refinitiv buscaban una cifra mayor: 4,710 millones de dólares. Desde que sus acciones alcanzaron un máximo en septiembre de 2021, Zoom ha perdido más de las tres cuartas partes de su valor. 

Ante este panorama, Ricky Kapur, jefe en Zoom de Asia Pacífico, dijo recientemente a CNBC que la compañía seguirá siendo relevante después de la pandemia, incluso cuando la gente regrese a la oficina.

En contraste, distintos reportes apuntan a que los sistemas de trabajo híbrido, e incluso aquellos completamente remotos podrían alcanzar hasta el 55% de la fuerza laboral del sector servicios en los próximos años, lo que podría beneficiar nuevamente a Zoom, determinó Guillermo Delgado.

Por su parte, Cipactli Jiménez considera que aunque la mayoría de los usuarios de la empresa de videocomunicaciones seguirán pagando el servicio en lo que resta del año, Zoom debe implementar desarrollos que propicien una interacción que pueda reemplazar el contacto físico entre usuarios.

En la medida en la que Zoom logre añadir las mejoras suficientes como para mantener la base de usuarios con la que ya cuenta, podría consolidarse como un proveedor de servicios informáticos recurrentes, a la manera de CISCO o el propio Microsoft

puntualizó.

Con información de CNBC

Advertisement