wall street

16 de marzo 2020 | 2:20 pm

Los principales índices accionarios de Estados Unidos se hundieron, al menos, 11% en la jornada de este lunes, lo que significa la primera caída a doble digito para el Promedio Industrial Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq Composite desde 1987

En el caso del Nasdaq, la caída de la jornada es histórica, pues supera el desplome de la crisis de las puntocom y el lunes negro de 1987.

Este 16 de marzo, el Dow Jones cayó 12.93%, el S&P 500 cedió 11.98% y el NASDAQ bajó 12.32%.

Tanto el Dow Jones como el S&P 500 no han logrado hilar dos alzas consecutivas diarias desde inicios de febrero del 2020. El S&P 500 abrió la sesión con una caída de 8%, lo que provocó el tercer freno de operaciones en menos de una semana.

Los inversionistas ignoraron por completo el recorte de emergencia a la tasa de referencia que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) aplicó el domingo, para ubicarla en un nuevo mínimo de 0-0.25% y la compra de bonos por 700,000 millones de dólares para blindar a la economía estadounidense.

Las drásticas maniobras tenían como objetivo amortiguar el impacto económico mientras el rápido avance del coronavirus sigue cerrando países, pero alimentaron el pánico de los inversionistas, que consideran que no serán necesarias para evitar una recesión causada por el brote de coronavirus.

“Así es como se ve el pánico. No importa lo que la Fed hizo el fin de semana o lo que pudo haber hecho, la actividad en el mercado es reflejo del miedo y la incertidumbre”, dijo Patrick Healey, presidente y fundador de Caliber Financial Partners, citado por el Wall Street Journal.

El S&P 500 frenó operaciones dos veces la semana pasada, después de caer más de 7%, debido a las inesperadas restricciones de viajes desde Europa y el desplome en los precios del petróleo, y ya han perdido casi 6 billones de dólares desde su máximo de mediados de febrero.

“Una caída económica significativa viene en los meses siguientes, la única pregunta es qué tan profunda será”, dijo Neil Shearing, economista en jefe de Capital Economics en Londres.

Como muestra de la volatilidad reinante en los mercados, el jueves, los principales índices de Wall Street sufrieron su peor caída desde 1987 y el viernes lograron su mayor alza desde 2008.

Petropecios extienden caída

Los precios del petróleo cayeron a su menor nivel desde 2016 este lunes, después de perder un cuarto de su valor la semana pasada.

El barril de Brent se vende en 29.65 dólares, 12.41% por debajo del precio del viernes, y el WTI cotiza en 28.67 dólares, una caída de 9.64%.

El diferencial del Brent sobre el WTI está cerca de su nivel más estrecho desde 2016, lo que resta competitividad al crudo estadounidense en los mercados internacionales.

Europa se desploma

Europa, que se ha convertido en el epicentro del brote, vio cómo su principales bolsas se hundían casi 8% en la apertura y, aunque recortaron sus pérdidas, cerraron con caídas supriores al 4%.

El EuroStoxx 50 perdió 5.51%, el FTSE 100 cayó 4.31% y el DAX, de Alemania retrocedió 5.29%, mientras que el CAC 40 bajó 6.39% y el Ibex 35 se desplomó 8.34%.

Este fin de semana, Francia y España se unieron a Italia en la aplicación de una cuarentena virtualmente en todo su territorio, para frenar el avance del COVID-19.

Asia no levanta

El recorte de emergencia de 100 puntos básicos de la Fed el domingo fue seguido el lunes por nuevas medidas de alivio del Banco de Japón, en la forma de una promesa de aumentar las compras de fondos cotizados en bolsa y otros activos riesgosos.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, dijo que los líderes del G-7 celebrarán una videoconferencia este lunes para tratar la crisis.

El índice de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo Japón se desplomó 4%, hasta mínimos no vistos desde principios de 2017, mientras que el Nikkei cedió 2.46%, ya que los anuncios del banco central de Japón no lograron calmar a los mercados.

Los datos económicos oficiales chinos mostraron los peores desplomes de la actividad jamás registrados. La producción industrial se hundió 13.5% y las ventas minoristas, un 20.5%.

En Asia, el Shanghai Composite bajó 3.4% en la noche, incluso a pesar de que el banco central chino sorprendió con una nueva ronda de inyecciones de liquidez en el sistema financiero. El índice Hang Seng de Hong Kong perdió 4.03%.

Tras la rebaja de tasas de la Fed, que fue combinada con una promesa de nuevas compras de bonos, el rendimiento de la deuda del Tesoro estadounidense a 10 años caía con fuerza al 0.68% desde el 0.95% del viernes.

Con información de Reuters

Advertisement