Acciones de IBM caen

22 de enero 2021 | 3:56 pm

Nota del editor: Este texto se publicó originalmente a la 1:07 p.m. (hora de CDMX) y se actualiza con el precio de cierre de las acciones de IBM

Las acciones de International Business Machines (IBM) registraron su caída más profunda desde el 12 de marzo del año pasado tras reportar menores ventas durante el cuarto trimestre de 2020.

Al cierre de Wall Street, los títulos de IBM cayeron 9.91%, a un precio de 118.61 dólares, el más bajo desde noviembre, de acuerdo con datos de Investing.com.

En el periodo octubre-diciembre, las ventas de IBM cayeron 6.5%, a 20,400 millones de dólares, por debajo de lo esperado por analistas, y marcando el décimo trimestre sin crecimiento anual de ingresos.

IBM atribuye los resultados decepcionantes a la incertidumbre que enfrentan las empresas, con una significativa disminución de la demanda de sus servicios por parte de bancos, aerolíneas y minoristas.

Nuestro desempeño refleja el hecho de que nuestros clientes continúan lidiando con los efectos de la pandemia y la incertidumbre del entorno macro

dijo el CEO de IBM, Arvind Krishna, quien asumió el mando en abril del año pasado

“Esto ejerce una presión adicional sobre transacciones de software más grandes este trimestre y retrasos en los proyectos en algunos compromisos de servicios”.

Las ventas de su negocio de Cloud & Cognitive, que integra las ofertas de software de IBM y representa su unidad más grande, disminuyeron 4.5%, a 6,800 millones, después de dos años de crecimiento.

Aún así, el CFO, James Kavanaugh, dijo que un movimiento acelerado hacia la nube por parte de las empresas, un repunte de las ventas en la unidad de servicios empresariales globales y un dólar más débil hacen que la compañía confíe en volver al crecimiento de los ingresos este año.

Los ingresos de su negocio de nube aumentaron 10%, a un récord de 10,000 millones de dólares.

La firma de 109 años de antigüedad se está preparando para dividirse en dos empresas públicas para centrarse en el sector de cómputo en la nube, en el que las empresas utilizan una combinación de sus propios centros de datos y recursos arrendados para administrar y procesar datos.

Con información de Reuters