carlos-slim-sanborns-bmv

28 de julio 2022 | 5:00 am

Advertisement

Grupo Sanborns, el negocio que Carlos Slim adquirió en 1985 y uno de los más queridos por el empresario de origen libanés, parece no encontrar su lugar en el mercado bursátil, pues abandonará el nido de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por segunda ocasión. 

Esta semana Grupo Carso informó que lanzará una Oferta Pública de Adquisición (OPA) para comprar el total de acciones de Sanborns, en un movimiento que se dirige a su salida de la BMV, confirmó una fuente del corporativo a EL CEO.

La primera estadía de Sanborns inició en 1999, pero el poco interés de los inversionistas por las acciones fue uno de los motivos principales para su salida en 2007 y al parecer es la misma razón de ahora, con lo que Grupo Carso aprovechará para comprar a un nivel más bajo respecto al precio del debut.

Las compañías creen que pueden encontrar un mejor valor para su capital al volverlas privadas respecto a lo que el mercado está reconociendo. El valor no refleja los fundamentales de Sanborns a los ojos de Grupo Carso

dijo Valentín Mendoza, analista senior en Actinver.

En el día de su salida a bolsa en 2013, los títulos de Sanborns costaban 28.36 pesos y su precio actual es de 24.50 pesos. 

Respecto al máximo histórico de 32.12 pesos que tocaron en agosto del mismo año, el valor de mercado de la empresa ha disminuido 23.7% y actualmente se ubica en 55,050 millones de pesos, estima Bloomberg.

La baja bursatilidad de una empresa, como en el caso de Sanborns, provoca que puedan pasar días sin que el precio de la cotización cambie, o bien que los movimientos en cualquier dirección sean abruptos sin aparente motivo alguno.

Momentum del mercado se apaga y Sanborns lo resiente

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto el mercado mexicano vivió una época dorada de colocaciones en la bolsa con un total de 27 OPIs. Además de Sanborns debutaron en el mercado accionario compañías entre las que se encuentran Volaris, Lala, Cuervo, Nemak y Grupo México Transportes.

Sanborns vio una ventana de oportunidad para volver a colocar sus acciones en el mercado y financiar sus planes de crecimiento. Se preveía que este momentum tendría un impacto que se reflejaría en el consumo, como resultado de los cambios en la economía de México

explicó Mendoza.

Pero con el cambio de gobierno en diciembre del 2018, las empresas pusieron freno a sus planes para cotizar en el mercado y desde entonces solo se ha realizado una sola emisión inicial de acciones.

Así como Sanborns, Aeroméxico, Bachoco, Lala y Bio Pappel, entre otras, también se han inclinado por abandonar la bolsa, un éxodo que se intensificó desde el año pasado.

Dificultad para evolucionar con el consumidor

En los últimos nueve años, la división comercial de Grupo Carso también enfrentó los cambios de hábito del consumidor, a los que le ha costado trabajo adaptarse.

Un ejemplo es Mixup, parte de la división Promusa, dedicado a la venta de discos compactos, DVD y Blue-Ray que perdió fuerza a medida que crecieron los formatos digitales y el streaming

Hoy algunos de sus locales comparten espacio o fueron reconvertidos a iShop, el revendedor autorizado de Apple que se convirtió en un motor de crecimiento para la compañía.

Sanborns también ha tenido dificultades para adaptarse a los compradores más jóvenes y la llegada de la pandemia le asestó otro golpe con cierres parciales y temporales de unidades.

La empresa aprovechó este momento para bajar permanentemente la cortina de los establecimientos que dejaron de resultar rentables  y entre el cuarto trimestre de 2019 y el segundo de este año se deshizo de 18 Sanborns.

Ahorita estamos en una recuperación tras la pandemia, pero si te vas más atrás, el desempeño de la compañía no estaba  a la par del sector, sino que crecía por debajo. Igual ellos consideran que ahorita es el mejor momento (para deslistarse) también por eso

comentó Marisol Huerta, analista de consumo en Bx+.

El e-commerce es otro ‘talón de Aquiles’ para el grupo, que comenzó con plataformas poco amigables para el usuario y apenas hace unos meses reforzó su apuesta en el terreno de las apps.

En su más reciente llamada con inversionistas, la empresa comentó que tras las últimas aperturas que tuvieron lugar en el segundo trimestre, un iShop en Colima y un Dax en Los Cabos, no prevén inaugurar más tiendas en los próximos meses.

Por Mario Gámez e Italia López