15 de septiembre 2019 | 5:00 am

Si piensas que invertir en piezas de arte mexicano es un lujo reservado solo para los multimillonarios, podrías estar perdiendo una oportunidad de inversión y de generación de patrimonio.

Existen artistas que no son tan cotizados en el mercado como Diego Rivera o Frida Kahlo, cuyas piezas se han vendido en hasta 9.6 y ocho millones de dólares, respectivamente, pero que son vistos con buenos ojos por coleccionistas y especialistas en arte.

El artista plástico capitalino Jesús Lugo, o el yucateco Ermilo Espinosa son ejemplo de ello.

Lugo obtuvo el primer premio en la Bienal Rufino Tamayo, uno de los reconocimientos más importantes para artistas mexicanos, en 2002. Espinosa obtuvo el Premio de Adquisición de la V Bienal Nacional de Artes Visuales Yucatán 2011.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ermilo Espinosa Torre (@ermiloespinosatorre) el

Las obras de estos artistas se venden entre 80,000 y 180,000 pesos.

“Tenemos la noción de que para poder invertir en arte tenemos que ser millonarios, pero no es el caso”, dice Andrea Zapata, directora general de LS Galerías.

El ‘ABC’ para invertir en arte

Antes de invertir en arte mexicano, Zapata recomienda revisar el currículum del artista para saber dónde ha expuesto y cuál es la opinión de la crítica sobre él, en lugar de adquirir una pieza simplemente por gusto personal.

Es importante que las obras tengan el gusto comercial, que a la gente le guste, pero también que la crítica esté hablando de él. Si solo es un artista digerible al ojo, no va a subir de valor con el tiempo

, dice.

En promedio, las piezas de arte mexicanas incrementan su valor entre 18% y 20% acumulado cada cinco o siete años, de acuerdo con la experta.

Los artistas latinoamericanos suelen tener un retorno de inversión compuesto de entre 3% y 4% al año, de acuerdo con la casa de subastas británica Sotheby’s.

Es recomendable acercarse a los expertos antes de aventurarse a hacer una compra de arte para asegurarse de que el precio está en línea con el mercado.

“De pronto puedes encontrar precios estratosféricos cuando no es el caso”, dice.

Existen programas para que los potenciales inversionistas establezcan un fondo de ahorro para comprar arte. En el caso de LS Galería, este consiste en pactar el precio de la obra y pagarla a plazo fijo, o en seleccionar una obra una vez que se tenga suficiente dinero guardado para hacer el pago.

Este no es el único sistema. Otras formas de invertir en arte puede ser mediante esquemas de inversión privada o el empeño de obras de arte ya existentes para obtener financiamiento.

Antes de realizar cualquier compra, es necesario que se verifique la autenticidad de las piezas… y de los certificados de autenticidad.

Hay que revisar el certificado de autenticidad porque muchas veces los llegan a falsificar. En las piezas hay falsificaciones de muy alto nivel, pero no tiene ningún valor

, dice Zapata.

Finalmente, la especialista recomienda aplicar el mismo principio que en las inversiones bursátiles: “siempre hay que adelantarnos”.

Por ello, recomienda invertir en Arnaldo Coen, un artista de la Ruptura mexicana que cumplirá 80 años en 2020.

“Se viene una serie de eventos, exposiciones y va a salir su libro al mercado. Ahorita es un buen momento de inversión en Arnaldo porque el año que viene habrá un ruido enorme”, recomienda.